Granados ingresa en prisión por formar parte de una “organización criminal”

stop

El juez Velasco decreta la misma pena para el empresario de la construcción David Marjaliza

Francisco Granados / EFE

31 de octubre de 2014 (16:44 CET)

Francisco Granados irá a prisión por el caso Púnica. El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha decretado el ingreso en la cárcel al ex número dos de Esperanza Aguirre por formar parte de una “organización criminal”, según han detallado fuentes jurídicas.

Velasco atribuye a Granados varios delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, integración en organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, malversación de fondos, prevaricación y fraude.

El empresario David Marjaliza también correrá la misma suerte tras imputarle, además de estos delitos, la utilización de información confidencial y la falsificación documental.

Petición de Anticorrupción 


Los fiscales de Anticorrupción, Carmen García y María Teresa Gálvez, habían solicitado al magistrado la prisión preventiva para Granados.

En la resolución judicial se detalla que el ex secretario general del PP madrileño fue titular de algunas de las cuentas de las que “las autoridades suizas han informado que existe sospecha de blanqueo de capitales agravado”.

Velasco considera que existen indicios de que "a lo largo de su carrera pública" el también ex alcalde de Valdemoro habría beneficiado a Marjaliza y a otros empresarios como José Luis Huerta "en materia de contratación pública y urbanismo".

Marjaliza, el cabecilla de la trama 

El juez asegura que Granados tomó parte en "una red de tráfico de influencias que ha utilizado también en beneficio propio". 

Tras haber declarado casi durante dos horas y media, el ex número dos de Aguirre ha negado el cobro de comisiones ilegales a cambio de haber mediado en la adjudicación de contratos públicos y ha asegurado que la cuenta de Suiza que se le atribuye es en realidad de Marjaliza, a quien Velasco señala como "la cabeza de un amplio entramado empresarial que funcionaba como núcleo de una organización criminal". 

El magistrado subraya que el constructor también creó "un complejo entramado empresarial para ocultar los beneficios de su actividad, tanto la lícita como la delictiva".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad