Hollande y Rajoy insisten en la unión bancaria

stop

CUMBRE FRANCIA-ESPAÑA

Rajoy y Hollande comparecen ante los medios

10 de octubre de 2012 (16:40 CET)

La cumbre bilateral entre España y Francia ha conseguido estrechar aún más lazos entre ambos gobiernos. Tanto Mariano Rajoy como François Hollande insisten en que Europa debe dirigirse hacia la unión bancaria y fiscal.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que si la Unión Europea avanza en la integración bancaria, fiscal y política que se decidió en la cumbre europea de junio y se solucionan los problemas de liquidez, las previsiones que ha realizado el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre España mejorarán.

Rajoy afirma que si Europa es capaz de avanzar en la senda marcada en la cumbre europea de junio "se habrá avanzado para que la realidad sea mucho mejor que las previsiones de algunos organismos internacionales".

Controlar el déficit

Por su parte, François Hollande incidió en la necesidad de aplicar las decisiones adoptadas en junio, controlar el déficit y aplicar políticas para fomentar la competitividad y para que el crecimiento en el futuro sea "muy distinto" de lo que recogen las previsiones del FMI en el contexto actual.

"El FMI hace sus proyecciones partiendo del contexto actual y los responsables políticos deben cambiarlo porque si no, hoy será como ayer y mañana como hoy", aseguró Hollande, quien incidió en que para lograr un mayor crecimiento en 2013 lo primero que hay que hacer es "restablecer la confianza".

Sin nuevas condiciones


Hollande, ha dicho que corresponde al Gobierno de Mariano Rajoy decidir si pide o no el rescate, pero ha defendido que, si finalmente España presenta una solicitud, la UE no le imponga condiciones nuevas en materia de política económica.

"Me preguntan a menudo ¿cuándo va España a presentar su plan? Corresponde a España decirlo", ha dicho Hollande al ser preguntado por si cree que el Gobierno español debe pedir la ayuda o ya no lo ve necesario por la reducción de la tensión en el mercado.

A su juicio, lo que la UE debe hacer en todo caso es tener preparados los mecanismos de asistencia para cualquier país que necesite ayuda. "Por eso hemos creado el MEDE y el Banco Central ha decidido realizar una intervención complementaria: para permitir a cualquier país recurrir a estos mecanismos sin añadir otras condiciones más allá de las que ya se han impuesto para la reducción del déficit", ha señalado.

Avanzan las interconexiones

Ambos gobiernos han acordado el lanzamiento en 2014 de un nuevo proyecto de interconexión eléctrica entre España y Francia por aguas del Golfo de Vizcaya. Rajoy ha recordado que en la actualidad España y Francia trabajan en una nueva interconexión por la parte oriental de los Pirineos y que los trabajos "avanzan satisfactoriamente". La infraestructura empezará a funcionar en 2014, indicó.

"Hemos constatado además los avences en los proyectos de nuevos gasoductos impulsados por operadores franceses y españoles en Navarra y País Vasco", continuó Rajoy, antes de explicar que estas infraestructuras permitirán triplicar la capacidad de intercambio de gas entre 2013 y 2015.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad