El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en la Cumbre del Clima, en Madrid, el 2 de diciembre de 2019. Foto: EFE/FV

Pablo Iglesias dicta a Pedro Sánchez la política de vivienda

stop

El líder de Podemos avisa al PSOE que no está dispuesto a renunciar a poner límites al precio del alquiler

Alessandro Solís

Economía Digital

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en la Cumbre del Clima, en Madrid, el 2 de diciembre de 2019. Foto: EFE/FV

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (13:19 CET)

A Pablo Iglesias le han preguntado este lunes por las medidas a las que Unidas Podemos estaría dispuesto a renunciar para sacar adelante la coalición con el PSOE, y ha respondido señalando una condición que no se propone abandonar de ninguna manera. La regulación de los alquileres es innegociable, ha manifestado el potencial próximo vicepresidente social del Gobierno de Pedro Sánchez, cuya conformación aún está en el aire.

Tras explicar que "la negociación programática está abierta", el líder de la formación morada ha avisado a los socialistas que una de sus condiciones para firmar el pacto de gobierno es que Sánchez se comprometa a "poner límite a los 'fondos buitre' y a la escalada de precios, que hace que no se cumpla un artículo de la Constitución". El artículo 47 "habla del derecho a una vivienda digna y asequible", ha recordado.

Es "absolutamente fundamental cumplir con los artículos de la Constitución que defienden los derechos sociales", y este "no solo ha de ser un objetivo nuestro, sino que creo que será un objetivo del próximo Gobierno", ha apostillado Iglesias en declaraciones a los medios a su llegada a la Cumbre del Clima, que se celebra en Madrid y en la que este lunes Sánchez ha ofrecido un discurso sobre el cambio climático.

El pasado 12 de noviembre, tras las elecciones del 10-N, Sánchez e Iglesias anunciaron un preacuerdo de coalición que, entre otras cosas, reza: "El PSOE y Unidas Podemos hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas".

Así las cosas, con el mensaje de Iglesias, comienzan a surgir detalles más precisos que arrojan un poco de luz al abstracto preacuerdo entre las formaciones izquierdistas. Limitar el precio del alquiler y regular en general la vivienda ha sido una de las propuestas de Unidas Podemos en las pasadas campañas electorales, y en el escenario de la negociación con Sánchez se ha convertido en una línea roja.

De hecho, en medio de las negociaciones entre PSOE y Podemos ha trascendido que uno de los ministerios que quedarán en manos de los de Iglesias sería el de Vivienda, que lo ocuparía la portavoz de la formación en el Congreso, Irene Montero.

Iglesias insiste en que debe haber Gobierno en Navidad

El líder de Podemos sigue insistiendo en la necesidad de formar gobierno antes de Navidad, un objetivo que aunque ve factible también admite que aún "no está hecho" y, por tanto, todavía "hay mucho que trabajar". La negociación con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) avanza lento y todavía no es claro que vayan a ponerse de acuerdo, aunque algunos republicanos ya avisan que harán a Sánchez presidente.

Iglesias ha destacado el esfuerzo que el PSOE y ERC están haciendo para acercar posiciones y llegar a un acuerdo. "Hace falta mucha empatía y capacidad de escucha" para avanzar en las negociaciones, pero "creo que el PSOE se está esforzando y creo que también ERC se está esforzando", ha dicho, añadiendo que desde su partido "estamos dispuestos a ayudar".

"Hay una enorme mayoría de ciudadanos en España y en Cataluña que quieren que haya pronto un gobierno progresista", ha afirmado Iglesias. "Soy optimista. Aunque no sea fácil creo que finalmente lo vamos a conseguir" y "espero efectivamente que sea antes de Navidades", porque de lo contrario se generaría una "situación de inquietud y de malestar" en parte de la ciudadanía, ha concluido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad