Ada Colau, alcaldesa de Barcelona
stop

Un manifiesto de militantes de ICV crítico con los Comuns de Ada Colau recibe el apoyo de figuras históricas como Joan Saura, Joan Boada o Lali Vintró

Barcelona, 17 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Un manifiesto de militantes de Inicitiva per Catalunya (ICV) censura el “procesismo” independentista de los dirigentes de los comuns, liderados por Ada Colau, con los que ahora conviven bajo el paraguas de Catalunya en Comú. Entre los promotores y primeros firmantes del manifiesto crítico se encuentran históricos dirigentes de ICV como Joan Saura, Joan Boada o Lali Vintró.

Saura fue presidente de ICV y consejero de la Generalitat. Ocupó las carteras de Relaciones Institucionales y de Interior durante los gobiernos tripartitos. Boada fue diputado y alto cargo de la Generalitat. Vintró lideró durante años el grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona.

Entre estos primeros firmantes también aparecen veteranos del movimiento sindical –como Pedro López Provencio y José María Rodríguez Rovira–, la concejal de Tarragona Arga Sentís, el periodista José Luis Atienza o Maria Comín, hermana del exconsejero Toni Comín que se largó con Carles Puigdemont a Bruselas.

El manifiesto titulado “Federalistas de ICV” repasa los errores por los que Catalunya en Comú Podem perdió más de 44.000 votos el pasado 21-D con respecto a los resultados obtenidos por la desaparecida Catalunya sí que es pot en 2015. Concluyen que “la indefinición y la ambigüedad de los comuns sobre la relación Catalunya-España nos ha castigado”. Indican que acudieron a una campaña donde unos partidos defendían la independencia y otros el status quo sin una propuesta “fuerte y clara” de modelo de Estado.

Subrayan que “se repitieron en exceso palabras y gestos de sintonía de dirigentes de los comuns con el procesismo”. Ponen como ejemplo de ello que defendieran la república catalana como propuesta política, la participación y legitimación en el referéndum del 1-O, el lazo amarillo colgado en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona (en apoyo a los independentistas encarcelados) o la expulsión de los socialistas del gobierno de Ada Colau. No se refieren ni una sola vez a la alcaldesa por su nombre, pese a ser la protagonista de las críticas.

Históricos de ICV critican la sintonía que Ada Colau muestra con los independentistas

Indican que han criticado “duramente y justamente” al PP, pero no han atacado ni a los independentistas ni a la corrupción con la misma contundencia. El manifiesto constata las diferencias internas de Catalunya en Comú. Señalan que “la experiencia de ICV y de la confluencia (con los comuns de Colau) ha demostrado la imposibilidad de construir un espacio político unitario coherente sumando recortes de proyectos nacionales divergentes”.

El manifiesto reclama la transformación de la “confluencia”, o sea, de Catalunya en Comú, en una “organización democrática y horizontal”, con “un censo real y estable” de afiliados. Defienden las primarias con listas abiertas como la única forma para elegir los cargos y los candidatos electorales.

En paralelo, proponen reforzar el perfil de ICV con un “discurso propio y autónomo”. Lamentan que los comuns no hayan reconocido la labor parlamentaria de la desaparecida Catalunya sí que es pot y de sus dos caras más visibles, Lluís Rabell y Joan Coscubiela. Estos últimos no figuran entre los firmantes, al menos hasta este momento. Los promotores de “Federalistas de ICV” todavía están recogiendo firmas. Presentarán este manifiesto como documento de debate en la convención de ICV convocada para el 10 de marzo.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad