El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), en el Monasterio de Montserrat de Barcelona, durante el ayuno de 48 horas que mantiene para solidarizarse con la huelga de hambre que realizan algunos de los políticos presos

Junts per Catalunya usa la Diada para excusar a los CDR de todo

stop

La formación de Puigdemont evita toda crítica a los CDR después de los cortes en la AP-7 y de anunciar una jornada de caos de cara al 21-D

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), en el Monasterio de Montserrat de Barcelona, durante el ayuno de 48 horas que mantiene para solidarizarse con la huelga de hambre que realizan algunos de los políticos presos

Barcelona, 10 de diciembre de 2018 (14:01 CET)

Los Comités de Defensa de la República (CDR) tienen el aval de la principal formación del gobierno de la Generalitat, Junts per Catalunya, para continuar con su escalada de desórdenes. Después de imponer su ley durante todo el fin de semana ante la pasividad de la Generalitat, los CDR no han recibido la más mínima crítica por parte de los herederos de Convergència.

El portavoz parlamentario de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, evitó este lunes lanzar cualquier tipo de crítica a los CDR. Preguntado por el corte de 15 horas de la autopista AP-7 en el sur de Tarragona y por el levantamiento de peajes protagonizados este fin de semana, Pujol no vio ningún motivo para echarse las manos a la cabeza.

El dirigente soberanista se negó a condenar las acciones de los CDR e incluso trajo a colación, de forma sorprendente, la Diada de Cataluña. "No queremos caer en un escenario que acabe dibujando una realidad que no existe. Nos negamos a dar más minutos de gloria a lo que ayer, domingo, podía pasar en un punto de las autopistas que a la manifestación del 11 de septiembre", argumentó Pujol.

Dicho esto, el portavoz parlamentario de Junts per Catalunya continuó mezclando el discurso pacifista para enmascar los desbarajustes causados por los CDR. "Si hablamos de incidentes como los de ayer, vuelvo a poner sobre la mesa la capacidad de movilización brutal desde el civismo, el pacifismo y la radicalidad democrática del millón de personas que se manifestó en la avenida Diagonal", prosiguió.

Únicamente concedió que denunciaría "cualquier circunstancia que se aparte de estos valores", pero evitó incluir en esta circunstancia el comportamiento de los CDR.

El Pdecat sólo lanza un matiz

Tampoco el Pdecat mostró crítica alguna contra los CDR, pero sí que dejó un leve aviso. "Nosotros, como Pdecat, siempre hemos estado al lado de las manifestaciones pacíficas. Siempre al lado de acciones que se puedan explicar y que sean a cara descubierta", dijo el coordinador general del Pdecat, David Bonvehí, en alusión a algunas imágenes de miembros de los CDR que realizaron declaraciones a TV3 con el rostro encapuchado.

El Pdecat teme, en realidad, que la gran paralización que preparan los CDR de cara al próximo 21 de diciembre, coincidiendo con el desplazamiento a Barcelona del consejo de ministros, acabe con la situación fuera de control y, por eso, pidieron coordinación a todas las partes.

"Expresamos nuestro respeto por cualquier manifestación siempre y cuando sea pacífica. Hay reuniones de coordinación entre ANC, Òmnium y nos sumaremos a todo lo que unitario y pacífico. Eso sí, no nos gustaría ver imágenes de las que no nos sintamos orgullosos", afirmó Bonvehí.

 

Hemeroteca

CDR Quim Torra
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad