Quim Torra, flanqueado por su vicepresidente, Pere Aragonès, y la portavoz del govern, Meritxell Budó, en la Generalitat. Foto: EFE/TA
stop

La ANC exige a Torra elecciones después de la sentencia del juicio para formar un Govern con un renovado mandato hacia la unilateralidad

Alessandro Solís

Economía Digital

Quim Torra, flanqueado por su vicepresidente, Pere Aragonès, y la portavoz del govern, Meritxell Budó, en la Generalitat. Foto: EFE/TA

Barcelona, 01 de junio de 2019 (12:32 CET)

El disgusto de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) con Quim Torra se arrastra desde hace meses. La entidad independentista ya asume que el president de la Generalitat nombrado por Carles Puigdemont desde Waterloo no hará república y cuenta los días para unas nuevas elecciones catalanas, que podrían llegar antes de lo previsto por la propia ANC.

Otoño era, hasta hace poco, el momento para convocar unas nuevas elecciones autonómicas en Cataluña, al menos desde la perspectiva de la Assemblea. Pero ahora los avisos no van por estaciones, sino que los comicios deben llegar después de la sentencia del juicio al procés, que acabará entre el 11 y 12 de junio, dice la entidad.

En una propuesta de resolución aprobada el 18 de mayo en Terrassa por el secretariado nacional de la asamblea presidida por Elisenda Paluzie, y difundida este sábado por La Vanguardia, la entidad insiste en que exigirá al Govern "que disuelva el Parlament y convoque elecciones anticipadas" cuando se haga pública la sentencia del Supremo.

Escuche el podcast 'La plaza', de Economía Digital, sobre los pactos tras las eleccione

La ANC critica la "fórmula blanda" de Torra

En el mismo documento, la ANC culpa a Torra de contribuir a que Cataluña esté "folklorizada en el victimismo". Y lamenta que, por ello, "se está huyendo del ejercicio activo del derecho de autodeterminación, que requiere imponer tu relato y tu autoridad".

La entidad asegura que "con fórmulas democráticas blandas y de diálogo no saldremos adelante”, y llama a seguir con “la dureza del combate, a construir con formas democráticas más duras, no violentas, y más desobedientes”. Y cargó contra "la decadencia de las ambiciones, en la disolución de las convicciones, de las luchas" de los partidos.

El nuevo Govern debe tener "un renovado mandato hacia la unilateralidad". De la misma forma que lo hizo en su última hoja de ruta, la ANC afirma que si el soberanismo se hace con más del 50% de los votos será suficiente para declarar la independencia.

No fija fechas para que Torra convoque elecciones, pero admite que "nuestro Govern y los partidos que lo apoyan no están en este momento en condiciones de liderar un nuevo embate". Por ello, propone "impul­sar candidaturas alternativas unilateralistas y potenciarlas hasta el final", como ya pasó en las municipales.

"No afrontar un nuevo embate llevaría a una dilación del objetivo por muchos años y a un desconcierto y una desmovilización muy amplia por ruptura y frustración de expectativas. Ejemplos como el del Quebec nos tendrían que hacer reflexionar", agrega el documento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad