Manifestación convocada por la ANC y Òmnium contra la sentencia del 'procés', el 26 de octubre de 2019 a la altura de la calle Marina de Barcelona. Foto: EFE/JD

La ANC y Omnium pinchan: pierden un 30% de músculo en una semana

stop

El independentismo exhibe una baja de 150.000 personas entre las manifestaciones de la huelga general y la de este sábado, convocada por la ANC y Òmnium

Economía Digital

Manifestación convocada por la ANC y Òmnium contra la sentencia del 'procés', el 26 de octubre de 2019 a la altura de la calle Marina de Barcelona. Foto: EFE/JD

Barcelona, 26 de octubre de 2019 (19:41 CET)

El independentismo se propuso conseguir este sábado su manifestación más "masiva y transversal" contra la sentencia del procés, pero no lo ha conseguido. Unas 350.000 personas se han concentrado en la calle Marina de Barcelona, según datos de la Guardia Urbana, lo que sitúa la protesta lejos de las más concurridas desde que el Tribunal Supremo condenó a entre nueve y 13 años de prisión a los líderes del 1-O.

Por ejemplo, la manifestación de la huelga general del 18 de octubre, convocada por sindicatos independentistas y apoyada por las principales entidades soberanistas, reunió a más de medio millón de catalanes en el centro de Barcelona. Un 30% más. Este sábado, la concentración fue convocada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, y respaldada por más de 550 organizaciones a favor de la causa.

De poco sirvieron los llamados de Elisenda Paluzie y Marcel Mauri –presidenta de la ANC y vicepresidente de Òmnium, respectivamente– para que los independentistas acudieran a la manifestación de forma "masiva". Si bien este es un adjetivo apropiado para referirse a una masa de 350.000 personas, también es cierto que es un pinchazo para las expectativas de las entidades y para los estándares del separatismo catalán.

Para contextualizar, la última manifestación por la Diada de Cataluña, organizada por la ANC el pasado 11 de septiembre, registró la cifra más baja de asistentes en la última década: 600.000 personas, casi el doble de las que han salido este sábado a protestar por las condenas a los políticos catalanes presos. Huelga recordar que la participación en las manifestaciones independentistas ha caído considerablemente en los últimos cinco años.

Las entidades convocantes han criticado al Ayuntamiento de Barcelona –del que depende la Guardia Urbana– por la cifra de la manifestación, alegando que en noviembre de 2017 el soberanismo también llenó la calle Marina y entonces la asistencia fue de 750.000 personas. Es "inadmisible" y "una vergüenza", aseguró Mauri en declaraciones recogidas por TV3.

Los CDR regresan a la Jefatura de Policía

Paralelamente a la manifestación de la ANC y Òmnium, que oficialmente ha sido desconvocada a las 19.00 horas, los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado una concentración ante la Jefatura Superior de Policía, en Via Laietana. Sobre las 19.20 horas, la Guardia Urbana informó de que cortó parte de la calle y desvió el tráfico a la altura de la plaza Anton Maura debido a esta movilización.

La concentración de la ANC este sábado ha dado inicio sobre las 17.00 horas bajo el lema 'Libertad'. La protesta ha tenido lugar tras unas jornadas sin mayores incidentes en Cataluña, después de una semana de disturbios consecutivos como reacción inmediata a la sentencia. Políticos como el president Quim Torra, el presidente parlamentario Roger Torrent y el vicepresident Pere Aragonès se han unido a la protesta.

"Llegaremos tan lejos como la gente quiera que lleguemos, es mi compromiso", ha manifestado Torra a su llegada a la manifestación. Unas horas antes, el president participó en un acto con unos 800 alcaldes catalanes en contra de la sentencia del 1-O, en el que los regidores de la CUP le reprocharon haberse alineado con el Estado español para dar respuesta a los disturbios de la semana anterior

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad