La CEOE vuelve a la carga: “El euro se iría de Cataluña”

stop

PROCESO SOBERANISTA

El economista José Luis Feito./ED

18 de octubre de 2014 (13:55 CET)

A pocas semanas de la consulta del 9 de noviembre, aunque se haya transformado en una pseudoconsulta, o “proceso participativo”, el debate sobre los costes de la independencia de Cataluña cobra intensidad. José Luis Feito, presidente de la comisión de economía de la patronal CEOE, y presidente del Instituto de Estudios Económicos, asegura que el debate no se puede establecer entre “apocalípticos y los que creen que no pasará nada”.

Feito, sin embargo, considera que la independencia de Cataluña sería un mal negocio, pero para todas las partes, para Cataluña, y para España, y que “las dos se hundirían”.

José Luis Feito, en una entrevista en el programa Converses, de la cadena COPE, ha afirmado este sábado que uno de los mayores problemas se centraría en la deuda en euros que tienen los bancos catalanes, “aunque no se pueden considerar ya catalanes”, afirma, en relación a Caixabank o Banc Sabadell, con el 70% de sus clientes en el resto de España. La idea de Feito es que esas entidades no tendrían la protección del Banco Central Europeo (BCE), y no podrían descontar la deuda catalana. “Dejaría de ser un activo descontable”.

El capital se va

El problema, sin embargo, no se centraría en que Cataluña dejara de pertenecer a la zona del euro, o a la Unión Europea. Como otros países, como Andorra, o San Marino o Mónaco, Cataluña podría adoptar el euro. “El problema no es si Cataluña seguiría en el euro, sino que es el euro el que se irá de Cataluña”, afirma.

El argumento es que en el momento de que fuera inminente la independencia de Cataluña, o que se creara la “incertidumbre” sobre esa posibilidad, “los capitales se irían, muchos catalanes se llevarían el dinero”. Feito recuerda que eso ha ocurrido en Escocia en el momento en el que las encuestas mostraron la posibilidad real de que el movimiento independentista ganara el referéndum.

El PIB caería


Llegados a ese punto, el economista, que ha coordinado un estudio sobre la política económica de la independencia de Cataluña, traducido ahora al inglés, considera que algunos de sus colegas no han querido ver esas consecuencias. Y se ha referido, en concreto, a Xavier Sala i Martín. “Es cierto que hay que huir de los argumentos de autoridad, pero la economía es como la medicina, y seguro que uno no dejaría que le operara de corazón un oftalmólogo, y menos si uno es ciego”, afirma.

“Sala i Martín no ha escrito sobre los costes de la independencia, lo ha hecho sobre balanzas fiscales o en todo caso ha escrito sobre los costes a largo plazo, con la idea de que se compensaría todo con la recuperación de los recursos por el déficit fiscal, que oscila según los estudios, pero que supone sobre un 4% del PIB catalán”, ha asegurado Feito.

Y la idea, según este economista, vinculado a la CEOE, es que esos recursos ya serían otros, porque el PIB variaría. Los ingresos fiscales “se hundirían”. Y esa caída la sufriría Cataluña, pero también el resto de España, y las dos se hundirían”.

Demanda interna

Feito ha negado la mayor. “Que Cataluña está transfiriendo recursos al resto en exceso no resiste el estudio de la situación”, afirma, al entender que es comparable al de otros territorios, con renta similar, en otros países.

El presidente del IEE también se ha pronunciado sobre la situación económica en España, tras una semana complicada, marcada por el descenso de los valores de la bolsa. Según Feito, el descenso de las exportaciones no debería preocupar, “porque el crecimiento en España, desde los últimos meses ya se explica por un mejor comportamiento de la demanda interna”.

Tampoco, por ahora, debería preocupar en exceso la situación de estancamiento de Francia o el menor crecimiento de Alemania.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad