Concentración de taxistas en las inmediaciones del recinto ferial de Ifema, en Madrid. EFE/ Chema Moya
stop

Ángel Garrido asegura que el sector del taxi está perdiendo la credibilidad y defiende que no va a legislar para "acabar con un sector"

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Concentración de taxistas en las inmediaciones del recinto ferial de Ifema, en Madrid. EFE/ Chema Moya

Madrid, 22 de enero de 2019 (16:22 CET)

"No voy a legislar para acabar con un sector". Así de contundente ha sido el presidente de la comunidad de Madrid, Ángel Garrido, sobre el conflicto del taxi con los vehículos con licencias VTC, que utilizan empresas como Uber y Cabify. Además, afirma que los taxistas "están perdiendo la credibilidad" con sus acciones.

"El sector del taxi perdió ayer una gran oportunidad de llegar a un acuerdo. No voy a legislar para acabar con un sector. Voy a legislar para que taxis y VTC convivan", afirma Garrido. El presidente regional se ha reunido este martes con Unauto, la patronal de las VTC.

Eduardo Martín, presidente de Unauto asegura que "el diálogo ha sido muy positivo" y que la comunidad "tiene la intención de legislar con coherencia y de forma que haya una convivencia ordenada entre ambos sectores". Sin embargo, no ha aclarado ninguna propuesta.

Mientras, los taxistas de la capital se encuentran en su segundo día de huelga que coincide con la feria internacional de turismo Fitur, que se celebra en Ifema a partir del miércoles. Los taxistas de Madrid han tomado el recinto como su centro de operaciones, llegando incluso a acampar un centenar de ellos la noche del lunes.

Así, los taxistas están utilizando el evento para apretarle las tuercas al Ejecutivo regional, ya que se trata de una semana muy importante para la economía madrileña, así como la de los propios taxistas. "El paro perjudica a la imagen de Madrid, perjudica a la imagen de España pero sobre todo les perjudica a ellos que son trabajadores", comenta Garrido.

Los organizadores de Fitur estiman un impacto de 240 millones de euros en la economía de Madrid por el evento

Fitur, que dura cinco días, es el mayor evento que se celebra cada año en el recinto ferial de Ifema. Los organizadores estiman que un impacto de 240 millones de euros en la economía de Madrid y esperan superar los 251.000 participantes.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, pide una solución cuanto antes. "Es una feria que nos sitúa como referente y refuerza nuestro liderazgo. Estamos preocupados por el taxi y poniéndonos a disposición de la Comunidad de Madrid para ayudar. Pedimos responsabilidad a todas las partes, el conflicto debe resolverse en los despachos. Esperamos una solución cuanto antes para que Fitur no se vea lastrada"

Los taxistas rompen las negociaciones

El lunes, el primer día de huelga del sector en Madrid, la Comunidad le envió un borrador a los taxistas en el que les proponía que fueran los ayuntamientos los que regularan el tiempo de precontratación de los vehículos VTC, con las que operan empresas como Uber y Cabify.

El taxi reclama que estos vehículos tengan que reservarse con entre seis y 12 horas de antelación. El texto del Ejecutivo de Ángel Garrido contempla el establecimiento de una licencia urbana que faculte a los ayuntamientos para legislar sobre, según el borrador al que ha tenido acceso Economía Digital.

De hecho, los taxistas se encuentran reunidos con el ayuntamiento de Manuela Carmena. "Sabemos que el ayuntamiento nos quiere ayudar habrá que determinar muy bien jurídicamente cómo se hace esa habilitación porque creemos que nos pueden intentar engañar", explica Saúl Crespo, portavoz de la asociación de Taxi Caracol.

La Comunidad le pasa el problema al ayuntamiento

La Comunidad de Madrid también ha asegurado que no ve "conveniente ni oportuno" que se sienten a negociar en la misma mesa con el Ayuntamiento de Madrid y el sector del taxi para regular las licencias de los VTC. "Esto no es una subasta ni una competición de quién da más", argumenta.

"De lo que se trata es de que cada administración dentro de sus competencias, en buena medida por el desgobierno del ministro José Luis Ábalos, llegue a un punto de equilibrio y un punto de encuentro para que todas las partes puedan seguir trabajando", defiende.

En el segundo día de huelga, los taxistas cortaron el tráfico en la A2 y la M11, la carretera que lleva al Aeropuerto de Barajas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad