La ya exportavoz de los comunes, Elisenda Alamany, en la cámara catalana. EFE/Quique García

La guerra interna en el partido de Colau se encarniza

stop

Alamany se enfrenta a Albiach y el resto de su grupo salvo Nuet por el cese de su mano derecha, Marc Grau, como coordinador parlamentario

Barcelona, 25 de octubre de 2018 (17:53 CET)

La brecha en el seno de Catalunya en Comú, el partido de Ada Colau, no deja de crecer. Tras la presentación, el martes, de la plataforma Sobiranistes.cat, impulsada por la portavoz parlamentaria de Catalunya en Comú Podem (CECP), Elisenda Alamany, y el diputado del grupo y coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Joan Josep Nuet, las heridas continúan abiertas.

En las últimas horas, la batalla se ha focalizado en dos frentes principales. El más cruento ahora mismo, el del Parlament, con la presidentadel grupo de CECP, Jéssica Albiach, y la portavoz, Elisenda Alamany, enfrentadas abiertamente, y con la segunda haciendo casus belli hasta las últimas consecuencias del cese de su mano derecha, Marc Grau, como coordinador parlamentario. 

Alamany y Albiach, a la greña por el coordinador

Así, tras el anuncio, el lunes, de la destitución, Alamany envió una carta a la dirección general de Relaciones Institucionales de la Generalitat y con el Parlament, que es de quien depende formalmente el contrato de Grau en tanto que técnico parlamentario, en la que atribuía el cese a un malentendido y alegaba que la entrada a registro de la petición para tramitarlo no era válida porque no cuenta con la firma de la portavoz, es decir, la suya.

La réplica ha sido otra misiva al mismo organismo, en esta ocasión para ratificar el cese y firmada por todos los miembros del grupo salvo Nuet y Alamany, según explican fuentes de los comunes.

Alamany, que ya ha admitido que su continuidad como portavoz está en juego, fue ratificada en el cargo el lunes por Albiach, pero en la cúpula de la formación se considera que, con su maniobra unilateral, la portavoz ya ha situado el choque "en otro nivel". "Una cosa es la discrepancia y otra actuar en contra de los compañeros de tu grupo parlamentario", apuntan las mismas fuentes.

Cruce de reproches en EUiA

El segundo de los frentes principales es el de EUiA, en cuyo seno, Nuet acusa al diputado en el Congreso Joan Mena de haber sido "promovido" en el seno de Catalunya en Comú, donde fue nombrado portavoz en la última remodelación de la cúpula, a espaldas del "debate colectivo" interno de la formación comunista.

Es la réplica de Nuet a la carta firmada en El Periódico por Mena y otros 38 miembros de EUiA que se desmarcan de la plataforma y su manifiesto fundacional y acusan a su coordinador general de haber impulsado ese texto a título individual, sin debatirlo previamente en los órganos internos de la coalición.

"Estas personas ya llevan años siendo un sector crítico con la línea mayoritaria de EUiA que yo represento. Les pido un debate leal", dijo Nuet en Ràdio 4, donde también criticó el personalismo con el que, a su juicio, Colau lidera el partido.

"Con Xavi Domènech [el excoordinador general de los comunes, que renunció en septiembre] no había ningún partido que mandase ni ninguna persona que por su poder institucional tuviera la última palabra. Era todo mucho más colectivo, pero a partir de junio hubo un cambio", argumentó, señalando directamente al hiperliderazgo que ejercen la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y "su entorno", que es la palabra con la que los críticos se refieren a la influencia que ejerce alejado de los focos su pareja, Adrià Alemany.

Asens también ataca a los críticos

De hecho, los críticos no parecen contar con demasiados apoyos dentro de la confluencia liderada por Colau. De ahí la insistencia de Nuet en apelar a "mucha gente que hoy no está en Catalunya en Comú pero que se siente de los comunes". Este jueves, el que se desmarcó de la plataforma es el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens, que en declaraciones a Catalunya Ràdio criticó a sus impulsores. 

La postura de Asens es especialmente significativa porque Alamany y Nuet han alzado la bandera del soberanismo y el tercer teniente de alcalde de Colau es, dentro de la misma, uno de sus más fervientes defensores  Argumentan que la formación ha renunciado a esta ideología fundacional.

"Ni han hecho las cosas bien ni en el momento correcto. Y apropiarse de uno de los valores fundacionales del espacio, como es el soberanismo, me parece un error", dijo Asens, que dice que se enteró de la creación de la plataforma por la prensa porque nadie le llamó. El dirigente cuestionó los motivos de los impulsores de la iniciativa, a los que acusó de no haberse sumado el año pasado a la postura de defensa cerrada de la convocatoria del referéndum del 1-O defendida en su momento por él mismo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad