presidente de la Generalitat Quim Torra, durante la segunda jornada de pleno en el Parlament de Cataluña en la que hubo diferentes debates con los grupos parlamentarios.

La Junta Electoral acude a los mossos para frenar la burla de Torra

stop

La nueva pancarta con lazo de color blanco agota la paciencia de la Junta Electoral Central, que pide la actuación de los Mossos y de la Fiscalía

Economía Digital

presidente de la Generalitat Quim Torra, durante la segunda jornada de pleno en el Parlament de Cataluña en la que hubo diferentes debates con los grupos parlamentarios.

Madrid, 21 de marzo de 2019 (19:35 CET)

Quim Torra ha agotado la paciencia de la Junta Electoral Central (JEC) con sus incumplimientos y sus burlas. La JEC ha optado finalmente por dirigirse al conseller de Interior para que ordene a los Mossos que retiren toda los símbolos independentistas del Palau de la Generalitat y del resto de edificios públicos de la administración catalana y, además, ha decidido llevar el caso a la Fiscalía.

Como era de prever, la JEC no ha aceptado el trile del presidente de la Generalitat, que este jueves ha tapado la pancarta de apoyo a los presos independentistas acompañada de un lazo amarillo por una idéntica con un lazo blanco. 

Ante esta maniobra, los magistrados han dado por agotada la vía de la advertencia y han tomado otras medidas. Denunciarán a Torra por desobediencia y acudirán a los Mossos que las nuevas pancartas de los edificios públicos todo tipo de simbología que haga referencia a los presos y exiliados.

Las últimas alegaciones presentadas por Torra en las que asegura que ya "no hay estrelladas o lazos amarillos en las sedes de la Generalidad de Cataluña" sólo han servido para endurecer la postura de los magistrados de la Junta Electoral, que no han aceptado sus burlas.

El presidente también había solicitado que se desestimara la nueva denuncia presentada por Ciudadanos, que incluía una petición de exigir a los Mossos que retiren los lazos y las pancartas y que se ponga el caso en manos de la Fiscalía, tal y como ha acabado sucediendo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad