La Marea Blanca se reactiva tras la destitución de cuatro directores de hospital

stop

La Marea Blanca en Cibeles.

24 de mayo de 2014 (20:32 CET)

Fue sólo una tregua que duró pocos meses. El gobierno de Ignacio González, que destituyó al polémico consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty tras el revés judicial que declaró ilegal la privatización de seis hospitales, ha vuelto a la carga contra los sanitarios que se oponen a las políticas del gobierno autonómico.

El nuevo consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, ha destituido a cuatro directores de hospitales, lo que ha vuelto a encender a un sector ahora cohesionado y experimentado en manifestaciones callejeras. El colectivo se ha levantado para apoyar a los directores de los centros de salud de General Ricardos, Las Águilas, Legazpi y Nuestra Señora de Fátima.

La Marea Blanca asegura que Ignacio González ha iniciado "una cacería de brujas" contra los profesionales que se opusieron a sus planes privatizadores. El próximo martes, el colectivo ha convocado a una gran manifestación en el centro de salud de General Ricardos para protestar contra la destitución del director que se comunicará ese día.

Desviación

La noticia de las destituciones ha sorprendido a quienes esperaban una tregua con la sanidad madrileña, un sector que ha desgastado de forma notable la gestión de gobierno de Ignacio González, de caída libre en todas las encuestas, incluidas las propias. Pero el gobierno madrileño niega que la destitución tenga visos políticos y asegura que se trata de un cese motivado por la mala gestión.

Los directores, asegura el actual consejero, han desviado los presupuestos asignados a sus centros de salud hasta en un 200%. "Si lo quieren ver como una medida política será porque estaban haciendo más política que otra cosa", aseguró Rodríguez.

Los profesionales destituidos podrán seguir ejerciendo sus cargos como médicos en sus respectivos centros de salud. "Son buenos profesionales pero malos gestores", aseguró el consejero de Sanidad.

El hospital cerrado

Los colectivos volverán a la carga y evalúan acciones para poner en evidencia la pésima gestión sanitaria, según la Marea Blanca. El sector hará campañas contra el despilfarro en el hospital de Collado de Villalba por el que la Comunidad de Madrid paga casi un millón de euros al mes a la empresa privada IDC Salud (antigua Capio) pese a que se encuentra cerrado e inoperativo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad