Vista del Corte Inglés de Nuevos Ministerios en Madrid durante el Estado de Alarma. EFE/Mariscal/Archivo

Las grandes superficies se sienten atacadas por el Gobierno

stop

La patronal de El Corte Inglés acusa al gobierno de alentar un enfrentamiento entre las grandes superficies y el pequeño comercio

Barcelona, 20 de mayo de 2020 (17:41 CET)

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) exige más “transparencia” al Gobierno de Pedro Sánchez y menos “discrecionalidad” política en el plan de reapertura de los comercios.

ANGED recrimina al Gobierno que “aliente una falsa rivalidad entre pequeñas y grandes empresas que está sobrepasada por la realidad de un mercado digital y global”. Recalca que los problemas financieros de las pequeñas empresas del comercio no se van a resolver prolongando el cierre de las tiendas de mayor tamaño.

La patronal ANGED engloba grandes superficies comerciales como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Ikea o C&A. Su presidente es Alfonso Merry del Val.

ANGED se queja de un doble agravio comparativo respecto al pequeño comercio y a los criterios que se han aplicado en otros países. Considera que el Gobierno ha vulnerado la Ley de Defensa de la Competencia.

Especialmente, le reprochan que haya alentado una “falsa rivalidad” entre pequeñas y grandes empresas comerciales que “está absolutamente sobrepasada por la realidad del mercado global de hoy, en el que todos competimos en un mercado global con grandes plataformas digitales”.

Las grandes superficies comerciales no pudieron abrir hasta el pasado lunes, pero limitando su espacio de venta a un máximo de 400 metros cuadrados. Desde ANGED se ha lamentado repetidamente el cierre impuesto a las tiendas más grandes en los dos primeros meses de estado de alarma​. Lo consideran discriminatorio, más teniendo en cuenta su capacidad para garantizar una mayor distancia de seguridad entre personas. Comparan su situación con las grandes superficies de alimentación, que nunca cerraron durante el estado de alarma y funcionaron perfectamente.

ANGED insiste en que los trabajadores y proveedores de sus empresas tienen exactamente los mismos derechos que los de las otras, que abrieron antes y con menos limitaciones.

"Discrecionalidad política"

Mediante un comunicado, ANGED muestra su malestar ante el “grado de discrecionalidad” política y económica con la que el Gobierno ha encarado la reapertura escalonada del comercio en España.

Esta patronal subraya que los problemas financieros y de liquidez provocados por el cierre total durante dos meses y medio de las tiendas son comunes a todo el comercio, no sólo a los pequeños establecimientos. Los empresarios del sector siguen reclamando un paquete fiscal y financiero “potente y efectivo”, que sea equiparable al de los principales países del entorno.

Si el pequeño comercio no dispone de “músculo financiero” como indicó este miércoles Pedro Sánchez, ANGED considera que su “obligación” es ofrecer soluciones que mejoren esa situación de falta de liquidez “sin penalizar la situación del resto de operadores” al retrasar la reapertura de las tiendas de mayor tamaño.

Recuerdan que las empresas de ANGED ocupan de forma directa a 230.000 personas en España ­–1000.000 están en situación de ERTE– y que su cadena de valor asciende a 30.000 millones de euros.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad