La Universidad de Barcelona se sumará al pacto por el referéndum.

El soberanismo empuja a la UB a apoyar el referéndum

stop

El consejo de gobierno de la UB aprobará este miércoles sumarse a los actos por el referéndum tras una presión constante del soberanismo

Barcelona, 11 de julio de 2017 (23:12 CET)

La presión soberanista abarca a todos los ámbitos de la sociedad catalana. La Universidad de Barcelona ha acabado accediendo a sus propósitos, y este miércoles el consejo de gobierno votará a favor de que la universidad se adhiera al pacto por el referéndum del 1 de octubre.

A pesar de que algunos profesores han manifestado su rechazo a la propuesta, el consejo de gobierno, que agrupa a décanos de facultades, al rector, al equipo de gobierno, a representantes de estudiantes y al personal administrativo, se decantará por sumarse al referéndum. El rector, Joan Elies, que había mostrado sus dudas sobre esa decisión, no ha podido resistirse, según fuentes de la universidad, que agrupa a más de 60.000 estudiantes.

La decisión del consejo de gobierno de la UB deja indefensos a cientos de profesores

Algunos profesores han alegado una circunstancia, y es que hay un precedente que no se ha querido tener en cuenta, por lo que entienden que la decisión que tomará este miércoles el consejo de gobierno es “ilegal”.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) falló en una sentencia reciente en contra de la decisión del Colegio de Abogados de Barcelona, que hizo lo propio, sumándose al pacto por el referéndum. La sentencia consideró que se debía mantener la neutralidad de los órganos que representan a toda la comunidad de derecho. Esa cuestión fue motivo de polémica en las elecciones en el colegio, y la nueva decana, Maria Eugènia Gay, que ganó las elecciones, defendió la necesidad de mantener una absoluta neutralidad en un proceso que ya ha abrazado a toda la sociedad catalana.

La Universidad de Lleida se negó a sumarse al referéndum y recibió airadas críticas

Pero otras universidades se han resistido frente a la voluntad de los soberanistas. Es el caso de la Universidad de Lleida (UDL), que rechazó sumarse al pacto por el referéndum, con diecinueve votos en contra y nueve a favor, el pasado 15 de junio. El rector de la UDL, Roberto Fernández, aseguró que la universidad “ni se pronuncia ni se pronunciará sobre las diversas políticas partidarias de nuestro país”. Y que sólo lo hace “en el caso de que afecte a los intereses de la Universidad de Lleida o del Sistema Universitario Catalán”. El rector fue más allá, al precisar que “la obligación institucional del rector es mantener la neutralidad política de la UDL”.

La decisión de la Universidad de Lleida fue contestada por el movimiento soberanista, que ahora no ha querido soltar la preciosa propaganda que supone la Universidad de Barcelona. En esa misión, la de buscar la máxima complicidad con el independentismo, está inmersa la ANC y Òmnium Cultural, además del Pdecat, ERC y la CUP.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad