El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tras la reunión del comité de seguimiento del coronavirus, el 5 de marzo de 2020 | EFE/PC

Los gobiernos gastan 48.000M contra el coronavirus. ¿Y España?

stop

Pese a las súplicas de la patronal y al contagio de la economía española, Hacienda descarta medidas de estímulo por el momento

Marcos Pardeiro / Alessandro Solís

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tras la reunión del comité de seguimiento del coronavirus, el 5 de marzo de 2020 | EFE/PC

Barcelona, 06 de marzo de 2020 (04:55 CET)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha llegado a la conclusión de que lo mejor que puede seguir haciendo respecto al coronavirus es abordarlo desde la perspectiva únicamente sanitaria porque ahí están sus fortalezas. El problema es que el Covid-19 está causando estragos en la economía y ahí el Gobierno ha optado por tomarse su tiempo pese al vertiginoso avance en las cancelaciones de congresos, de la preocupante caída de las reservas hoteleras y de las súplicas de las organizaciones empresariales para aprobar medidas de estímulo.

Sánchez ha hallado en el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y sobre todo, en el omnipresente director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, la mejor respuesta para afrontar la crisis del coronavirus y así piensa seguir durante unos días. A Simón le llueven parodias cariñosas en los canales de televisión y aplausos en las redes sociales por la calma que transmite y por lo didácticas que resultan sus explicaciones a la hora de hablar del Covid-19. Así que Moncloa lo mantiene en pantalla durante horas.

Así que refugiado en la respuesta sanitaria —que, de momento, no despierta críticas—, el Gobierno evita tomar iniciativas de política económica. El contraste con otros países resulta demoledor, puesto que el gasto anunciado por gobiernos extranjeros ya supera los 48.000 millones de euros, según datos compilados por Bloomberg.

De hecho, la única medida aprobada por el Gobierno en el ámbito económico es una guía publicada por el Ministerio de Trabajo que dejaba en manos de los sindicatos la posibilidad de frenar la actividad de las empresas ante el riesgo inminente de contagio e instaba a las propias empresas a parar si observaban posibilidad de infección.

La guía puso de uñas a la CEOE, perpleja porque lo que calificó como "un grave error" del Gobierno, ya que la guía, a su entender, generaba alerta y confusión al no corresponder con la evaluación del riesgo efectuada por el Ministerio de Sanidad. Horas después de la protesta, la secretaria de Estado de comunicación corrigió al Ministerio de Trabajo subrayando que "las indicaciones sobre la evolución del coronavirus y las medidas a tomar en España las está ofreciendo el Ministerio de Sanidad".

Sofocado el incendio provocado por el Ministerio de Trabajo, dirigido por Yolanda Díaz (Unidas Podemos), el Gobierno ha optado por congelar cualquier otra medida. El Ministerio de Hacienda, de hecho, sólo aprobará un paquete de estímulos en el caso de que "la epidemia de coronavirus se prolongue en los próximos meses y su impacto económico sea más alto". Pero ni está claro cuánto debe prolongarse ni cuál debe ser el deterioro económico hasta que actúe.

En realidad, solo hay una pista para intuir los planes de Sánchez y es que el Gobierno quiere que la Unión Europea se comprometa a ser "flexible" con los objetivos de déficit antes de abrir el grifo del dinero público para vacunar a la economía.

Italia: 7.500 millones, y contando

A diferencia del Ejecutivo español, son cada vez más los gobiernos del extranjero que están abriendo el grifo fiscal para aliviar los estragos que el Covid-19 está provocando en la economía. Italia aprobó el jueves una partida extraordinaria de 7.500 millones de euros para contener la emergencia, una desviación del gasto público de más de 6.000 millones (el 0,35% del PIB), según datos del Gobierno transalpino.

"No es solo una emergencia sanitaria sino también económica", han deslizado agentes del Ejecutivo de Giuseppe Conte. El ministro de Economía, Roberto Gualtieri, ha añadido que "nadie debe perder su trabajo por el coronavirus", en un momento en que la cifra de contagios en el país ha superado los 3.000 y los fallecidos ya son más de un centenar.

El Gobierno italiano ya destina recursos a su sistema de Sanidad y a sus hospitales, y ha impulsado medidas como la suspensión de clases en los colegios y universidades hasta el 15 de marzo, así como los eventos multitudinarios. Antes del jueves, Italia tenía previsto destinar menos de 4.000 millones de euros –la mitad– para los esfuerzos para contener el coronavirus.

Presupuesto contra el coronavirus en el mundo

Mediante una mezcla de donaciones, exenciones de impuestos y transferencias, los gobiernos de muchos de los países afectados por el coronavirus han anunciado un gasto para afrontar la crisis superior a los 48.000 millones de euros, contando los 7.500 millones anunciados por Italia.

Japón, por ejemplo, baraja la posibilidad de inyectar casi 42.000 millones de euros para paliar el golpe a la economía derivado de la crisis del virus surgido en la ciudad china de Wuhan. Corea del Sur ha anunciado un presupuesto hasta ahora de casi 9.000 millones para servicios sanitarios, vivienda y comercios.

Indonesia ha empezado con un gasto de 650 millones de euros, mientras que Tailandia considera estímulos por casi 3.000 millones. Alemania también está en conversaciones para dotar con hasta 50.000 millones su economía ante la emergencia, mientras Francia delibera sobre posibles cortes fiscales para los negocios afectados.

Estados Unidos, por su parte, aprobó un presupuesto de hasta 7.000 millones de euros para financiar la respuesta al coronavirus.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad