La ANC agita la candidatura de Puigdemont con una consulta a sus bases.

Los independentistas usarán el primero de mayo para atacar el 155

stop

La ANC se unirá a sindicatos y organizaciones soberanistas para manifestarse por "la república de los derechos sociales"

Barcelona, 30 de abril de 2018 (19:33 CET)

Los independentistas aprovecharán este 1 de mayo, día internacional del trabajo, para manifestarse en contra de la aplicación del artículo 155. No se trata de ninguna reivindicación laboral, pero este será uno de los lemas de las pancartas con las que desfilarán este martes por la tarde en el centro de Barcelona.

La plataforma Alcem-nos (Lavantémonos) ha convocado esta marcha, que exigirá la libertad de los dirigentes soberanistas encarcelados, el fin de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la implementación de la "república catalana". Entre las organizaciones impulsoras está la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que presidió Jordi Sánchez, en la actualidad encarcelado en Soto del Real. Otras entidades que se han integrado a esta plataforma son la Intersindical-CSC, las juventudes de ERC, el sindicato estudiantil FNEC o Universitats per la República, de la que partió la iniciativa.

Las reivindicaciones relacionadas con el mercado de trabajo ocuparán el segundo plano

Curiosamente, una delegación de la ANC participará, como en los años anteriores, en la manifestación de la mañana convocada por los sindicatos mayoritarios CC.OO y UGT. Sin embargo, la ANC llama a sus seguidores para que acudan a la de la tarde que se iniciará en la plaza Urquinaona. En una entrevista a Vilaweb, su actual presidenta, Elisenda Paluzie, argumenta que “no podemos hacer política de mercado propias sin ser independientes porque el estado español no lo permite”.

La manifestación de Alcem-nos incluye reivindicaciones laborales y sociales: por ejemplo, un salario de 1.200 euros mensuales, una jornada de 35 horas, equiparación laboral entre hombres y mujeres o una pensión mínima de 1.000 euros. En su manifiesto también mencionan la sanidad para todos –como reacción a la suspensión por parte del Tribunal Constitucional de la ley catalana de acceso universal a la sanidad– o la reversión de los recortes. Su lema principal es “Para la república de los derechos sociales”.

Unai Sordo y José María Álvarez se toman el 1M como un “prólogo” de próximas movilizaciones

CC.OO y UGT, por su parte, convocan este 1 de mayo más de ochenta movilizaciones en toda España. Las reinvindicaciones estarán centradas en la mejora de los empleos y los sueldos, las pensiones dignas y la igualdad entre hombres y mujeres en sintonía con la manifestación del pasado 8 de marzo.

Los secretarios generales de los dos sindicatos mayoritarios, Unai Sordo y José María Álvarez, encabezarán la manifestación de Madrid. En una rueda de prensa la semana pasada, advirtieron que este primero de mayo sería el “prólogo” de un año de movilizaciones.

En el ámbito laboral, CC.OO y UGT reclaman a la patronal una subida mínima de los salarios en un 3.1%. El porcentaje resulta de la suma de la inflación prevista para 2018 (1,6%) y de otro 1,5% adicional en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido.

Los sindicatos toman la calle

El sindicato de trabajadores públicos CSIF también se manifestará y centrará sus movilizaciones en la recuperación del poder adquisitivo de los empleados públicos. USO ha convocado su acto central en León. Su secretario general, Joaquín Pérez, reclamará al gobierno una reforma fiscal en beneficio de trabajadores y pensionistas.

Además de las reivindicaciones laborales, CGT incidirá en la violencia de género, el machismo, los centros de internamiento de inmigrantes y las cárceles. En Madrid, su manifestación arrancará de la plaza Oporto. En Barcelona, saldrá dels Jardinets de Gràcia con el lema “La estafa continúa”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad