Montoro aparca la reforma de la financiación autonómica

stop

El ministro pide pragmatismo y anuncia una reestructuración del fondo de liquidez autonómico para que las comunidades obtengan más capital

Cristina Farrés

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas | EFE
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas | EFE

22 de julio de 2014 (15:04 CET)

Al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no le gusta el sistema de financiación autonómica actual. Pero por ahora no lo tocará. “En política debemos ser pragmáticos e ir avanzando poco a poco”, ha manifestado este martes en una conferencia ante el empresariado catalán que se ha reunido en el Círculo de Economía.

Los ejecutivos liderados por Antón Costas le reclamaban que no aparcara esta política. Ven en esta reformulación una respuesta a las demandas catalanas y a la queja reiterativa de la infrafinanciación de Madrid que lastra las cuentas públicas territoriales, el origen del envite nacionalista de la Generalitat de Artur Mas.

Repartir déficit, no recursos

También ven en este escenario una oportunidad histórica para conseguir un sistema de cupo más justo para todas las autonomías. Pero Montoro no valora esta reforma como urgente. Antes, pretende consolidar la modificación tributaria que defiende a capa y espada ante cualquier auditorio. También ante los ejecutivos reunidos en Barcelona.

“No se trata de repartir dinero, si no de repartir el déficit”, manifiesta. Para revisar la financiación de las autonomías, antes pide un debate público en el que no se confunda a la gente y exento de reclamaciones políticas de corte histórica como las que se enmarcan en el proceso nacionalista. “No agravemos más el enfrentamiento político que ya vamos sobrado, vamos a sacar a España y Catalunya de la crisis”.

Liquidez mediante el FLA

Para el ministro lo más destacable del gobierno del PP es que en ningún momento ha dejado de pagar servicios. “La única política que me vale es la de pagar facturas”, indica. Saca pecho del plan de pago a los proveedores y del fondo de liquidez autonómica (FLA), que movilizaron 5.370 millones y casi 19.800 millones en créditos al 5,5%, respectivamente, en 2013. 

Montoro anuncia que reestructurará este último vehículo para “inyectar fondos a las comunidades más necesitadas. No sólo Catalunya, también Valencia, Murcia o Andalucía”. El departamento que rige aún no ha cerrado la forma exacta como conseguirá que las autonomías obtengan un alivio financiero. Su titular apunta algunos de los elementos que están sobre la mesa: “Aplazar el pago del principal o mejorar las condiciones”. Incluso deja la puerta abierta a que el Estado asuma la liquidación de los intereses.

Limitar el gasto público

El Ejecutivo central no abandonará la política de austeridad aplicada en los últimos años. “Estoy convencido que la bajada abrupta de gastos ya se ha superado, ahora se debe gestionar de forma coherente con la premisa de la austeridad”. El ministro, asimismo, exige que las comunidades autónomas hagan lo mismo. “No vale ir llorando por las esquinas”. Una reprimenda al consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, quien no ha asistido a la conferencia.

La salida de la crisis y consolidación de la recuperación, para el Gobierno de Mariano Rajoy, sólo pasan por una vía: la reducción del déficit público.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad