stop

El Gobierno español sustituye de facto a la Generalitat en la emisión de pagos de nóminas y facturas a proveedores para evitar que se destine dinero al 1-O

Economía Digital

Montoro quita el control a Junqueras de nóminas y facturas. El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa de este viernes. EFE/Ángel Díaz

Barcelona, 15 de septiembre de 2017 (14:00 CET)

El Gobierno de Mariano Rajoy sustituirá de facto a la Generalitat en el pago de los servicios públicos esenciales, como son la extensión de nóminas a los funcionarios y las facturas de proveedores. Así lo ha anunciado este viernes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras un Consejo de Ministros en el que el Ejecutivo ha concretado las medidas excepcionales para garantizar “que ningún euro va destinado a una actividad ilegal”, es decir, al referéndum planeado para el próximo 1 de octubre

Montoro ha reconocido que este “control presupuestario” es un mecanismo novedoso pero que contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria y que está pensado para asegurar el buen funcionamiento de los servicios públicos de la Generalitat. Desde el Ejecutivo aseguran que esta medida se aplicará en un “plazo de 48 horas” y que permanecerá en vigor "el tiempo que dure esta situación". Este control afectará también a los créditos pendientes de pago que tiene la administración catalana, que a partir de ahora serán abonados a los creditores por el Estado.  

Tal y como se esperaba, Rajoy ha optado por echar mano de una ley, pensada en su momento para asegurar el control del déficit -y que paradójicamente salió adelante en 2012 con el apoyo de CiU-, para atar en corto al responsable de las finanzas catalanas Oriol Junqueras, que este jueves dio un paso más en el desacato hacia las instituciones del Estado.

El control de pagos de la Generalitat se aplicará en un "plazo de 48 horas"

Junqueras envió una carta a Montoro en la que informaba que su departamento dejaría de remitir semanalmente los justificantes de gastos de la Generalitat, según venía haciendo desde finales de julio, al entender que esta situación suponía un “control político” de las cuentas del Ejecutivo autonómico.

"La democracia va a evitar el 1-O"

Antes de dar la palabra a Montoro, el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, ha repasado los acontecimientos de los últimos días, que han ahondado en la fractura institucional entre ambas instituciones. Sobre la movilización de la Diada del pasado lunes, Méndez de Vigo la ha descrito como “la demostración más evidente de la fractura social que hay en Cataluña”.

Sobre las medidas de la Fiscalía General del Estado contra altos cargos de la Generalitat y alcaldes pro-referéndum se ha mostrado satisfecho. "Estos días hemos visto cómo el sistema democrático funciona con precisión", ha asegurado. "La fuerza de la democracia va a evitar que el 1 de octubre se celebre un referéndum ilegal", ha concluido. 

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad