Carles Puigdemont en una concentración de apoyo en Lovaina (Bélgica) la semana pasada con motivo de los cien primeros días de su huída de España. /EFE/Alberto Fernández

Puigdemont se enfrenta al Pdecat por los cargos de confianza

stop

Puigdemont impone los asesores del grupo parlamentario de Junts per Catalunya sin tener en cuenta al Pdecat

Josep Maria Casas

Economía Digital

Carles Puigdemont en una concentración de apoyo en Lovaina (Bélgica) la semana pasada con motivo de los cien primeros días de su huída de España. /EFE/Alberto Fernández

Barcelona, 08 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Entre Carles Puigdemont y el Pdecat hay más distancia que los 1.347 kilómetros de carretera que separan Bruselas de Barcelona. La última pugna entre ambos tiene que ver con los asesores del grupo parlamentario de Junts per Catalunya: Puigdemont se empeña en imponer la gran mayoría de nombres y su partido intenta por todos los medios meter baza.

Fuentes del grupo parlamentario de Junts per Catalunya indican que Puigdemont les ha enviado su propia lista de asesores. Todos de su estricta confianza. Poco margen ha dejado a Marta Pascal y a la dirección del Pdecat. El grueso de estos asesores son técnicos y periodistas.

Puigdemont ya impuso la cúpula del grupo parlamentario de Junts per Catalunya: Jordi Sánchez será el presidente, aunque todavía sigue en la prisión de Soto del Real; y Elsa Artadi, la primera portavoz, mientras que Eduard Pujol, Josep Maria Forné, Gemma Geis, Albert Batet y Lluís Guinó serán adjuntos. Tan sólo los dos últimos son militantes del Pdecat.

Puigdemont coloca a su gente al margen del Pdecat, ya sean diputados o asesores

De los 34 diputados de la lista que lideró Puigdemont, sólo catorce están vinculados con el Pdecat. Encima, pesos pesados como Josep Rull o Jordi Turull, que salieron en libertad provisional después de estar encarcelados en Estremera, han quedado relegados en la dirección del grupo parlamentario. Queda por ver si se reincorporan como consejeros en el próximo gobierno. Sobre ellos pende una posible inhabilitación judicial.

Después de apechugar con la lista electoral y con los cargos del grupo parlamentario, la dirección del Pdecat se plegará a Puigdemont en la designación de los cargos de confianza a disposición de Junts per Catalunya. Si consiguen formar gobierno, aunque sea sin Puigdemont de presidente, se abrirá otra pugna por los cargos de confianza de la administración. Todavía no hay fecha para el debate de investidura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad