Puigdemont quiere amordazar al Rey en Barcelona

stop

Junts per Catalunya acude a la Junta Electoral para impedir que Felipe VI hable en Barcelona este lunes durante la entrega de los premios Princesa de Girona

Carles Puigdemont en un acto reciente de Junts per Catalunya

Barcelona, 01 de noviembre de 2019 (15:16 CET)

La formación que lidera Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, ha acudido a la Junta Electoral Provincial para que impida la presencia del Rey este lunes en Barcelona o, en su defecto, para que le prohíba hablar en público.

Junts per Catalunya argumenta que el acto que tiene previsto, la entrega de los premios Princesa de Girona a falta de una semana para el 10-N, es "electoralista" y solo puede beneficiar a las formaciones constitucionalistas.

Por este motivo, el partido de Puigdemont reclama a la Junta Electoral que aplace el acto del 4 de noviembre del Rey atendiendo a los principios de  "imparcialidad, objetividad, igualdad entre los actos electorales y transparencia".

En caso de no aplazar la gala, Junts per Catalunya exige que el Rey y el resto de la Casa Real "limite su actuación a la estricta entrega de los premios", es decir, "sin que en sus intervenciones puedan hacer valoraciones o consideraciones que puedan atentar contra la obligada imparcialidad que deben mantener". En definitiva, pide a la Junta Electoral que amordace a Felipe VI.

Puigdemont y la ira contra el Rey

Puigdemont ha convertido a Felipe VI en uno de sus principales blancos de críticas durante los dos últimos años contribuyendo a un clima hostil en Cataluña contra el jefe del Estado

Tan hostil que Interior tiene previsto blindar este lunes el Palau de Congressos de Catalunya, en la avenida Diagonal de Barcelona, donde está previsto que se celebre la gala de los premios Princesa de Girona.

El acto está amenazado por Tsunami Democràtic, los Comités de Defensa de la República (CDR) y la rama juvenil de la CUP, Arran. Todos ellos han anunciado acciones de boicot que podrían desembocar en episodios violentos, según temen las fuerzas y cuerpos de seguridad.

ERC se suma a la iniciativa contra el Rey

A la petición se ha sumado ERC, que ha presentado otro recurso a la Junta Electoral en los mismos términos que Junts per Catalunya. Para ambos partidos es "evidente" que esta visita del monarca del Estado "influirá de forma clara la orientación del voto de los electores", teniendo en cuenta las declaraciones que realizó Felipe VI el 3 de octubre de 2017 contra el referéndum unilateral en Cataluña.

En el escrito, Junts per Catalunya recuerda que la entrega de estos premios (anteriormente celebrados en Girona) tiene lugar habitualmente en junio, pero esta vez es excepcionalmente en noviembre.

"Nunca las visitas del monarca en Catalunya se han llevado a cabo en pleno periodo electoral", sostiene el partido. Por ello, celebrar el acto este lunes, cuando "además últimamente la visita a Catalunya no es una actividad habitual del Rey", solo puede responder "a una clara voluntad de convertir el acto en un acto electoralista". 

Nada se dice, sin embargo, de que los actos de Barcelona, que coinciden con el décimo aniversario de la Fundación Princesa de Girona, ya se anunciaron a finales del año pasado, mucho antes de que se convocaran elecciones.

La campaña de la confrontación de Puigdemont y JxCat

La número uno de JxCat por Barcelona, Laura Borràs, ha justificado el recurso porque entienden que el Rey no es una figura neutral, ya que con su discurso tras el referéndum unilateral del 1-O, tomó la decisión de "entrar en la arena política y ser parte".

Este discurso se enmarca en una campaña electoral, ya iniciada, que el partido del ex presidente catalán plantea como una confrontación con el Estado y sus instituciones. El Rey es una de sus dianas, como demostró el propio Puigdemont en un acto de campaña, en el que entró por videoconferencia y aseguró que los españoles son "súbditos del último Borbón".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad