Carles Puigdemont y Quim Torra vuelven a reunirse en Berlín, como ya hicieron el jueves. /JUNTS PER CATALUNYA

Quim Torra presidirá un gobierno al dictado de Puigdemont

stop

Quim Torra heredará una estructura de gobierno pactada entre Puigdemont, el Pdecat y ERC en la que el futuro presidente no ha intervenido en su confección

Josep Maria Casas

Economía Digital

Carles Puigdemont y Quim Torra vuelven a reunirse en Berlín, como ya hicieron el jueves. /JUNTS PER CATALUNYA

Barcelona, 11 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Si hace dos años Carles Puigdemont aceptó sin rechistar el gobierno que confeccionado por Artur Mas y Oriol Junqueras, ahora Quim Torra tragará con el Ejecutivo que le están cocinando a tres manos Puigdemont, Junqueras y, en menor medida, Marta Pascal. Formalmente, el nuevo presidente de la Generalitat nombra a sus consejeros, aunque, en realidad, los designarán a partes iguales las dos formaciones que apoyarán al gobierno catalán (Junts per Catalunya y ERC).

Mientras ERC apuesta por consejeros que pueden ejercer efectivamente su cargo, en situación de libertad y sin procesos judiciales abiertos, Junts per Catalunya sigue amagando con nombrar a huidos o encarcelados.

El diputado Joan Tardà ha confirmado este jueves la identidad de las dos primeras consejeras del nuevo gobierno de la Generalitat, que en estos momentos ocupan sendos escaños en el Congreso de los Diputados: Ester Capella, para Justicia, y Teresa Jordà, en Agricultura.

Aragonès en el puesto de Junqueras

Otro nombre decidido, aunque todavía no sea oficial, es el del republicano Pere Aragonès como vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía. Sustituirá a Junqueras, que sigue preso en Estremera.

ERC también mantendrá la cartera de Salud. En principio, la dirección del partido apostó por Joan Ignasi Elena, exdiputado socialista, pero después de escuchar los planteamientos del sector no se descarta a David Elvira, actual director general del CatSalud.

Las principales dudas de ERC están en Ensenyament –uno de los candidatos es Josep Bargalló, que ya ocupó esta cartera en el gobierno tripartito de Pasqual Maragall, según La Vanguardia- y en Exteriores. Para este último puesto, el candidato preferido era Raül Romeva, pero sigue preso en Estremera. Además, en su momento se le retiró el pasaporte. Difícilmente podría ejercer de consejero de exteriores si el juez no se lo devuelve.

Quim Torra tragará con el gobierno que le cocinen Puigdemont, Junqueras y Pascal

Junts per Catalunya amaga con recuperar a Jordi Turull y Josep Rull, encarcelados en Estremera, así como a Lluís Puig, refugiado en Bélgica para proyectar "la represión" del Estado. No obstante, también tienen un plan B para ellos.

Puigdemont está interesado en llevar al gobierno a dos de sus personas de máxima confianza: Elsa Artadi y Eduard Pujol, aunque esto suponga descabezar a su grupo parlamentario: la primera es la portavoz y, el segundo, su adjunto.

Artadi suena para ocupar la cartera de Empresa, aunque también se la sitúa en la consejería de Presidencia. Eduard Pujol ejercería el papel de portavoz del gobierno.

Miquel Buch estará al frente de los Mossos

Miquel Buch sería el titular de Interior y, como tal, estaría al frente de los Mossos d’Esquadra. Se trata del exalcalde de Premià de Mar (Barcelona) y expresidente de la Asociación Catalana de Municipios.

Marc Solsona, alcalde de Mollerussa (Lleida), se perfila para Gobernación. Albert Batet, alcalde de Valls (Tarragona), para Territorio. Laura Borràs, exdirectora del Instituto de las Letras Catalanas, aspira a Cultura. Fuentes del partido indican que no se debe desdeñar la posibilidad de que esta cartera sea para Lluís Puig, pese a estar en Bruselas. Intentan que, como mínimo, una cartera esté ocupada por un encausado.

Una vez que Puigdemont ha ungido este jueves a Quim Torra como sucesor, empieza el baile de candidatos para ocupar las consejerías de la Generalitat. ERC tiene definidas sus apuestas, aunque algunas las mantenga en silencio. La elaboración de la lista de Junts per Catalunya resulta más complicada por las diferencias de criterio entre Puigdemont y el Pdecat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad