Rivera ata en corto a los candidatos de Ciudadanos

stop

La dirección del partido, que supervisará cualquier pacto de gobierno, impone una carta ética para favorecer la transparencia y evitar conflictos internos en la formación

Albert Rivera, líder de Ciudadanos

en Barcelona, 25 de abril de 2015 (11:49 CET)

Albert Rivera no quiere líos internos en las próximas elecciones de mayo. La dirección de Ciudadanos atará en corto a los candidatos del partido a través de una carta ética y financiera que deberán firmar y que marca los límites que no deben cruzar.

Ese documento establece el compromiso a seguir las directrices del partido y en él se recoge que será la dirección de la formación, el Comité Ejecutivo, la que autorizará y supervisará cualquier "acuerdo de gobierno, o que facilite la gobernabilidad". Cualquier pacto de Ciudadanos tras las próximas elecciones, requerirá de la autorización de la cúpula.

Sin mensajes contradictorios

La carta ética también prohíbe a los candidatos "efectuar sin autorización de los órganos centrales del partido, ni aún a título personal, manifestación alguna que pudiera comprometer la independencia de criterio del partido o confundir a la opinión pública", informa El Mundo.

En esta misma línea, los candidatos deberán atenerse en su actividad como tal, o bien, en el cargo público que ocupen si resultan elegidos "a los acuerdos adoptados por los órganos centrales y cumplirlos en su integridad, siguiendo en todo momento las directrices que de ellos emanen".

Transparencia

Ciudadanos también obliga a efectuar una declaración jurada de bienes en el momento de acceder al cargo público –tendrán que hacer otra al dejar dicho cargo, lo que permitirá la comparación-- y a contribuir con un 10% de sus ingresos netos a las cuentas del partido, como ya recoge la formación en sus estatutos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad