Rubalcaba sentencia un pacto PP-PSOE porque ''es inconveniente''

stop

El ex secretario general del PSOE asegura que sí se debería contar con el PP para resolver el problema catalán

El ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba

Barcelona, 12 de abril de 2016 (13:11 CET)

Alfredo Pérez Rubalcaba está harto de que se le considere un defensor de la gran coalición entre el PP y el PSOE. Siempre señalado como sospechoso de maniobrar en un segundo plano, Rubalcaba ha querido dejar claro que la gran coalición, en el caso de que se repitieran las elecciones y ganara otra vez Mariano Rajoy, "es impensable, e inconveniente, para el PSOE, por supuesto, y para España también".

El ex secretario general del PSOE ha querido lanzar ese mensaje, para despejar dudas, en un artículo en El País, después de que trascendiera que en un almuerzo, con una organización empresarial en Cataluña, había apoyado esa coalición en el caso de que se convocaran nuevas elecciones y los resultados fueran similares a los del 20D.


Problema catalán

"Es cierto que hablé de un posible entendimiento con Rajoy. Lo es también que dije que, en la doble hipótesis de que se celebraran unas nuevas elecciones y el PP volviera a ganar, ese entendimiento sería necesario. Lo que se ha omitido es que me estaba refiriendo a la solución del tema catalán. Y es que es así: los que creemos que la solución de los problemas existentes entre Cataluña y el resto de España exige una reforma constitucional debemos asumir que para ello es preciso un acuerdo con el primer partido de la derecha española. Si se repitiesen las elecciones y Rajoy volviera a ganar, los socialistas, que queremos abordar con la seriedad y la profundidad que merece el tema catalán y al tiempo revisar, para mejorarlo, el funcionamiento del Estado de las autonomías, tendríamos que hablar con él. Y no solo con él: habría que hacerlo con Ciudadanos, con Podemos, con los partidos políticos catalanes y no solo catalanes; sería necesario realizar un ejercicio amplio de diálogo y consenso, que es lo que exige una reforma constitucional", asegura.

Rubalcaba, sin embargo, insiste en que no sería posible un acuerdo de gobernabilidad con el PP. La tesis es que a España le conviene que exista una alternancia política, que los ciudadanos tengan la posibilidad de confrontar proyectos diferentes, porque eso refuerza a las democracias.


La incompatibilidad entre Ciudadanos y Podemos

El ex dirigente del PSOE entiende que las nuevas elecciones serán inevitables porque se ha demostrado que existe "mayor incompatibilidad entre Podemos y Ciudadanos que, incluso, entre el PP y el PSOE". Y recuerda que en aquel almuezo insistió en que "en el caso de repetición de las elecciones, cualquier que fuera el resultado, la hipótesis de una gran coalición era impensable. E inconveniente; para el PSOE, por supuesto, y para España también".

La posición de Rubalcaba es ahora importante, porque en el PSOE se abrirá un debate cuando se camine, ya de forma inexorable, hacia unas nuevas elecciones. Pedro Sánchez, después de ver frustrada su investidura, deberá acordar con el comité federal del partido qué pasos puede dar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad