Ruz imputa de un nuevo delito al 'otro' tesorero del PP, Álvaro Lapuerta

stop

El juez también acusa al anciano contable de apropiación indebida por colaborar con Luis Bárcenas para quedarse con fondos de la formación

El ex tesorero del PP Álvaro Lapuerta | ED

01 de julio de 2014 (18:11 CET)

El caso Bárcenas avanza. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha imputado al extesorero del PP, Álvaro Lapuerta (86 años), de un nuevo delito. El magistrado le acusa ahora de apropiación indebida al considerar que existen pruebas suficientes de su colaboración con Luís Bárcenas, ya en prisión, para quedarse con fondos de la formación. El destino final de las cantidades sustraídas eran las famosas cuentas suizas, según el auto que se ha publicado este martes.

Lapuerta deberá declarar de nuevo el próximo viernes. La primera ocasión en que compareció ante el magistrado, el pasado noviembre, alegó que su delicado estado de salud le impedía hablar. “Conforme a lo que resulta de distintas actuaciones y, en particular, de informes y documentación bancaria recientemente incorporados a la causa, el origen de otra parte de los fondos ingresados en cuentas suizas y españolas abiertas tanto a nombre del imputado Luis Bárcenas Gutiérrez como del de su esposa, Rosalía Iglesias, podría proceder de fondos del PP cuya gestión tenía aquél encomendada", afirma textualmente el escrito de Ruz.

Consentimiento de Lapuerta

Según el magistrado, el también ex tesorero de los conservadores ya en prisión actuaba con el “consentimiento de Álvaro Lapuerta, prevaliéndose de sus cargos en la formación política y de la opacidad de la contabilidad paralela". Es decir, que el anciano contable había avalado la presunta contabilidad B de los populares. Así lo manifestó Bárcenas en su declaración ante la Audiencia Nacional el pasado 15 de julio.

Ruz incluso especifica en el nuevo auto que Lapuerta y Bárcenas podrían haberse apropiado de forma irregular de al menos 150.050 euros. A ellos se les deberían sumar otros 149.600 euros que habrían retirados en 2004 de la supuesta contabilidad irregular del partido para comprar acciones de Libertad Digital. Iglesias habría usado esta cantidad en comprar un inmueble, intuye el juez.

¿Patrimonio oculto?

La implicación de la familia de Bárcenas en la trama de presunta corrupción que está bajo lupa del magistrado también ha llegado a la hermana de su mujer, Arminda Iglesias. Ruz quiere esclarecer cómo fue capaz de abonar 65.000 euros en 2013 al bufete encargado de la defensa de su cuñado cuando “no disponía de recursos suficientes para hacer frente a esos pagos”, según otro auto también publicitado este lunes.

Anticorrupción sospecha que pudo usar “rentas generadas de la actividad delictiva que se atribuye a Luis Bárcenas” para realizar esos pagos. Esta parte de la investigación persigue el presunto patrimonio oculto del ex tesorero del PP.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad