Sánchez y Torra, en el encuentro celebrado en el Palacio de Pedralbes el 20 de diciembre de 2018. Foto: EFE/Andreu Dalmau

Sánchez y Torra abren contactos para una reunión en breve

stop

El Gobierno pasa por alto que Torra se niega a asumir la inhabilitación como diputado impuesta por la Junta Electoral Central

Madrid, 08 de enero de 2020 (16:55 CET)

Quim Torra conseguirá finalmente reunirse con Pedro Sánchez a pesar de que el presidente de la Generalitat se niega a asumir la inhabilitación como diputado impuesta por la Junta Electoral Central.

Después de que el jefe del Ejecutivo rechazase sus llamadas durante semanas, la Generalitat ha confirmado que el gabinete de Torra ya ha iniciado los contactos para dar contenido a la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, una de las condiciones que el líder socialista aceptó para poder superar la investidura. 

La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha asegurado este miércoles a su salida de la reunión semanal del gobierno catalán que Torra y Sánchez están acordando una fecha para el encuentro, que podría producirse previsiblemente en los próximos días. De hecho, en el pacto firmado con Esquerra Republicana (ERC) se recoge que la mesa de negociación se debe poner en marcha 15 días después de que comience a andar el nuevo Ejecutivo central, aunque Sánchez intenta demorarla retrasando el nombramiento de los ministros. 

La cita servirá para establecer "los detalles y condiciones" de la mesa pactada entre los socialistas y ERC, una condición sin la que la formación independentista no habría dado su apoyo a la investidura de Sánchez. 

De las declaraciones de Budó se deduce que Torra tiene la intención de liderar el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. "A partir de esta reunión, tanto Sánchez como Torra podrán confrontar posiciones sobre cuándo comenzar el diálogo", dijo la portavoz de la Generalitat. 

"La voluntad del president es que todos los actores del independentismo formen parte de este acuerdo y se fijen conjuntamente las garantías que hagan posible ese diálogo", comentó. En cuanto a esos actores, el presidente catalán quiere que entidades independentistas como la Assemblea Nacional Catalana (ANC)Òmnium Cultural formen parte de la mesa. 

El encuentro será el primero en el que Sánchez y Torra se verán las caras por primera vez desde la reunión en Pedralbes, el 20 de diciembre de 2018, cuando el líder socialista, entonces presidente en funciones, trasladó a Barcelona el último Consejo de Ministros del año. En este sentido, Budó ha recordado cómo se fraguó el denominado pacto de Pedralbes y qué condición volverá a exigir la Generalitat. 

"Recordemos que en la última reunión de Pedralbes había un relator sobre la mesa. No es una opción que dejemos de contemplar", subrayó la portavoz del Govern. 

Torra no acata a la JEC

Budó también explicó en su comparecencia que Torra ha presentado este miércoles una petición de medidas cautelares al Tribunal Supremo en contra de la Junta Electoral Central (JEC), que en la recta final de las negociaciones entre PSOE y ERC inhabilitó al president catalán. Una decisión que, según Budó, "no acatará". 

Asimismo, Budó destacó el "compromiso firme" del Govern para cumplir la resolución del pasado día 4 de enero, cuando el Parlament aprobó un texto que rechaza la orden de la JEC y ratifica a Torra como presidente y diputado de la Generalitat. No obstante, si actuara el Tribunal Supremo, el discurso cambiaría.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad