Imagen de un bar-restaurante del Maremagnum, en el puerto de Barcelona, vacío de clientes durante el estado de alarma. /EFE/ Andreu Dalmau/

La mayoría de terrazas de Barcelona no podrán tener ni cinco clientes

stop

Los bares y restaurantes de Barcelona piden que se permita mayor aforo en las terrazas pues la limitación al 30% provocará que muchos no abran

Josep Maria Casas

Economía Digital

Imagen de un bar-restaurante del Maremagnum, en el puerto de Barcelona, vacío de clientes durante el estado de alarma. /EFE/ Andreu Dalmau/

Barcelona, 29 de abril de 2020 (13:56 CET)

Los restauradores piden al Ayuntamiento de Barcelona que autorice una ampliación de las terrazas en la vía pública. A causa de la restricción de su aforo al 30% en la primera fase de la desescalada anunciada por el presidente Pedro Sánchez, los bares y restaurantes de la ciudad tan solo pueden atender a una media de 4,8 sillas, que es claramente insuficiente para mantener el negocio. Advierten que si no es posible una ampliación de terrazas, no abrirán sus establecimientos.

El sector dela hostelería se ha indignado en toda España por los planes del Gobierno, pero la situación de Barcelona es más grave aún que el la mayoría de ciudades españolas. Después de la política de restricciones llevada a cabo desde el gobierno de Ada Colau en los últimos cinco años, el 72% de las terrazas de Barcelona (4.096 licencias) tienen menos de 16 sillas. Por lo tanto, si se limita su aforo al 30%, solo podrán servir a 4,8 clientes. Así no se puede mantener un negocio.

"¿Qué establecimiento puede funcionar con un aforo máximo de 4,8 personas? Es la hora de actuar", sentencia Roger Pallarols, director del Gremio de Restauradores de Barcelona. Insiste en que "el Ayuntamiento debe decidir si rectifica y extiende la mano a los restauradores o si agrava aún más las consecuencias del paro. El sector espera ansioso la respuesta. Es el momento de ampliar terrazas".

Pallarols se reunió con el primer teniente de alcaldía, el socialista Jaume Collboni, que lidera el área de empresa del ayuntamiento barcelonés. El Gremio le reclamó la ampliación inmediata de las terrazas, la bonificación de esta tasa y anunciarlo en pocos días. Además, le rogó que anuncie medidas en breve para que los bares y restaurantes sepan a que atenerse.

Esperar a la fase 3 de la desescalada

El Gremio advierte que las restricciones de aforo impiden viabilidad económica de muchísimos locales. Pallarols indica que, probablemente, muchos retrasarán a apertura hasta la fase 3, cuando se permitirá que el aforo sea del 50%.

Por otra parte, los restauradores de toda España siguen reclamando al gobierno de Pedro Sánchez que aclare de una vez si va a intervenir los alquileres y si va a prolongar los ERTE por causa de fuerza mayor en la hostelería. Insisten en que no pueden pagar los alquileres si les obligan a trabajar con un tercio de los clientes habituales. Por ello, exigen que el gobierno fuerce a los propietarios de los locales a rebajar las cuotas para, de esta forma, compartir las pérdidas ocasionas por la crisis.

También apremian a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a aclarar la prolongación de los ERTE. El sector considera que los trabajadores afectados no se pueden incorporar de golpe en el mismo día, cuando finalice el estado de alarma, porque el negocio continuará bajo mínimos. Calculan que hasta pasados ​​entre 12 y 24 meses no se alcanzarán los niveles anteriores a la crisis sanitaria.

En los últimos días han realizado diversas propuestas, como la utilización de mamparas para separar las mesas, sin que hayan tenido una respuesta por parte de las administraciones.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad