Toni Comín salva el ERE de la Clínica del Vallès

stop

El Grupo Quirón Salud sostiene que sus hospitales son más ''baratos y eficientes'' que los de la sanidad pública

Fachada de la Clínica del Vallès, en Sabadell. / QUIRÓN SALUD

Barcelona, 18 de julio de 2016 (01:00 CET)

La Clínica del Vallès, del grupo Quirón Salud, prescindirá de 65 empleados sin necesidad de acogerse a ningún expediente de regulación de empleo (ERE). Cuando el próximo 15 de agosto finalice su concierto con el departamento de Salud de la Generalitat, 39 de sus empleados fijos pasarán a trabajar como interinos en hospitales públicos de su misma comarca, mientras que otros 26 temporales se irán a la calle a medida que venzan sus contratos.

Fuentes del Grupo Quirón Salud confirman que se ha alcanzado un acuerdo con el comité de empresa y el departamento de Salud, del cual el viernes se pulían los últimos detalles, por el que se evita el ERE y se establece la subrogación de personal.

Hasta ahora, en la Clínica del Vallès, un centro privado de Sabadell, se han atendido más de 3.700 pacientes anuales que eran derivados de Parc Taulí, un hospital público de la misma ciudad. A partir del 15 de agosto, Parc Taulí no sólo asumirá la mayor parte de esta actividad, sino también los 39 empleados de la privada.

Comín cumple con los fijos, pero no con los temporales

El consejero Toni Comín se comprometió a rescatar a los trabajadores de la Clínica del Vallès que se quedaran sin empleo por la decisión de no prorrogar el convenio con este centro. Pese a que sólo ha cumplido con los trabajadores fijos, desde el comité de empresa se valora la "correcta predisposición por parte del CatSalut de encontrar soluciones adecuadas para el personal afectado", tal como destacan en un comunicado.

Fuentes del comité de empresa de la Clínica del Vallès precisan que, hasta el viernes, una docena de empleados se habían apuntado voluntariamente para empezar a trabajar en Parc Taulí.

Los sindicatos se han empleado a fondo en vencer la reticencias de una parte de la plantilla de Parc Taulí, que se oponía a la llegada de interinos procedentes de la privada cuando cuentan con eventuales que aún esperan una oportunidad para trabajar.

Queda pendiente la negociación por el Hospital General de Cataluña

Una vez cerrada la carpeta de la Clínica del Vallès, el departamento de Salud deberá abrir la del Hospital General de Cataluña (HGC), el otro centro del grupo Quirón Salud que se quedará sin recibir derivaciones de pacientes de la pública el próximo 31 de diciembre.

Fuentes del Grupo Quirón, propietario del HGC y de la Clínica del Vallès, siguen sosteniendo que estos dos centros privados son "más baratos y eficientes" que el Parc Taulí y el Consorcio Sanitario de Terrassa, que forma parte de la sanidad pública, del llamado Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT).

Toni Comín decidió excluir los dos centros del grupo Quirón Salud del SISCAT y no prorrogar los conciertos, gracias a los cuales ingresan 22 millones de euros anuales.


Una alta hospitalaria cuesta 800 euros menos en la Clínica del Vallès

Fuentes del Grupo Quirón Salud apuntan que si se compara el costo por altas hospitalarias se comprobaría que sus dos hospitales son "más baratos y eficientes" que los públicos. Estas fuentes ponen como ejemplo la Clínica del Vallès y Parc Taulí, los dos de Sabadell: en el hospital privado, el coste medio por alta hospitalaria se sitúa alrededor de los 1.600 euros, mientras que en el público ronda los 2.400 euros, unos 800 euros más cara.

Desde el Grupo Quirón se asegura que la decisión del departamento de Toni Comín no se sustenta en "criterios objetivos de precio y eficacia".

La Generalitat decide no ejecutar las prórrogas

Pese a reconocer que el departamento de Salud tiene la potestad de no prorrogar los conciertos en el momento de su vencimiento, no comparten los argumentos del consejero. Un directivo del Grupo Quirón Salud expresa su malestar por la decisión de Toni Comín porque fue la Generalitat quien les "pidió" que se quedaran la Clínica del Vallès cuando este centro dependía de la antigua Quinta de Salud de L'Aliança. El centro se vendió al fondo de inversión Capio, que posteriormente se fusionó con Quirón.

Este directivo recuerda que las negociaciones se llevaron a cabo con la ex consejera Marina Geli, en tiempos del gobierno tripartito del presidente José Montilla, aunque la compra de este centro sanitario de Sabadell se acordó a principios de 2011 con el beneplácito del consejero Boi Ruiz, recién estrenado el primer gobierno de Artur Mas.

El directivo insiste en que cuando se quedaron la antigua clínica de L'Aliança de Sabadell ya tenía suscrito en concierto con el departamento de Salud. Estas fuentes evitan pronunciarse sobre si Parc Taulí y el Consorcio Sanitario de Terrassa pueden asumir los pacientes del sistema público que están atendiendo en estos momentos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad