Quim Torra saluda al secretario del Govern, Víctor Cullell, tras tomar posesión de su cargo como presidente de la Generalitat

Torra recula ante Rajoy: renuncia a la toma de posesión de los consellers

stop

Quim Torra evita que los consellers encarcelados y huidos tomen posesión del cargo para no violentar el pulso con Mariano Rajoy

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Quim Torra saluda al secretario del Govern, Víctor Cullell, tras tomar posesión de su cargo como presidente de la Generalitat

23 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Un president sin consellers. Tan excepcional es el gobierno de Quim Torra que así se mantendrá durante unas horas. Hasta tres fuentes confirmaron a este medio que Torra mantendrá este miércoles la toma de posesión de los consellers en la nevera, a pesar de que él mismo aseguró ayer, martes, que se llevaría hoy a cabo.

En consecuencia, la designación de los consellers no saldrá publicada en el DOGC —el BOE catalán—, un trámite indispensable para hacer efectivo su nombramiento. Torra ha optado por no forzar al secretario de la Generalitat, Víctor Cullell —de quien depende el DOGC— , para evitarle problemas judiciales.

El responsable directo del DOGC, el BOE catalán, es el secretario de la Generalitat

De cara a la galería, Torra sostiene que seguirá adelante con el nombramiento de los cuatro consellers que arrastran problemas con la justicia: los encarcelados Jordi Turull (Presidencia), Josep Rull (Territorio) y los huidos Toni Comín (Salud) y Lluís Puig (Cultura).

Fuentes conocedoras de las maniobras de Torra ironizan ahora con sus manejos. "¿No estaba tan alineado con Puigdemont ni era tan partidario de la desobediencia?", se preguntan respecto a la toma de posesión interruptus.

Pasar la pelota

Los estrategas que rodean a Torra —los mismos que han respaldado a Puigdemont durante los últimos meses— quieren pasar la pelota a Moncloa para que sea el Gobierno quien aparezca como el culpable del bloqueo.

En este contexto hay que interpretar la carta enviada este martes por la Generalitat al Gobierno pidiendo aclaraciones sobre los problemas jurídicos que supone el nombramiento de los cuatro consellers que permanecen privados de libertad o bien huidos de la justicia española.

La Generalitat quiere pasar la pelota al Gobierno para sostener un pulso sin castigos

Para disimular su inacción, Torra intenta gesticular y amenaza con tomar "medidas" contra el Gobierno por no autorizar la designación de los consellers escogidos. "En realidad, suspiran por que sea Moncloa quien publique el decreto de nombramiento y por que sea también Moncloa quien proceda a la impugnación para no tener que hacer nada", dicen fuentes soberanistas, críticas con los fuegos artificiales de Torra

"Harán bondad y luego nombararán a los consellers que pueden nombrar", apuntaron fuentes de Junts per Catalunya en previsión de los próximos movimientos del presidente de la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad