La consejera Alba Vergés, sucesora de Toni Comín al frente de la sanidad catalana. /EFE/Quique García

Torra repetirá el mayor concurso sanitario de la Generalitat

stop

El gobierno de Quim Torra repetirá el concurso de oxigenoterapia, el de mayor volumen económico, que se les atragantó a Artur Mas y Carles Puigdemont

Josep Maria Casas

Economía Digital

La consejera Alba Vergés, sucesora de Toni Comín al frente de la sanidad catalana. /EFE/Quique García

Barcelona, 26 de marzo de 2019 (04:55 CET)

El gobierno de Quim Torra repetirá el concurso sanitario de mayor volumen económico con el que fracasaron sus antecesores Artur Mas y Carles Puigdemont. Se trata de la licitación del servicio de terapias respiratorias domiciliarias (TRD), destinado a 130.000 pacientes y que contará con un presupuesto cercano a los 50 millones de euros anuales.

Fuentes empresariales del sector de la oxigenoterapia indican que el Servicio Catalán de Salud (Catsalud) les ha anunciado que convocarán un nuevo concurso antes de septiembre de este año.

El anterior concurso de TRD de la Generalitat se anuló. Lo convocó en 2015 el entonces consejero Boi Ruíz. Lo adjudicó provisionalmente su sucesor, Toni Comín, en verano de 2016 aunque posteriormente lo anuló en febrero de 2017 por supuestas deficiencias en los pliegos de condiciones. Anunció que lo repetiría tres meses después. Sin embargo, el conflicto político catalán, la destitución del gobierno de Puigdemont, la aplicación del artículo 155 y la inestabilidad del ejecutivo de Torra aplazaron sine die su repetición.

Dos años después de la anulación del concurso, corresponde a la actual consejera de Salud, la republicana Alba Vergés, volverlo a convocar. Se están preparando los pliegos de condiciones que eviten más conflictos judiciales, según precisan fuentes empresariales.

Recursos pendientes en el TSJC

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) todavía no se ha pronunciado sobre los recursos que interpusieron en 2017 el grupo alemán Linde y la italiana Vivisol por la anulación del concurso. De los 18 lotes de la licitación suspendida, Linde se impuso en 12 y Vivisol, en cinco.

Previamente, las empresas que prestan los servicios de oxigenoterapia del Catsalut desde el año 2008 –Esteve, Air Liquide, Oxigen Salud y Oximesa– exigieron la nulidad del concurso de 2017. La Generalitat se encontró entre la espada y la pared por su propia culpa. Si no hubiese anulado este último concurso, las actuales prestadoras del servicio habrían pleiteado contra el gobierno catalán. Al suspenderlo, han sido Linde y Vivisol las que recurrieron al considerarse perjudicadas. Linde sigue encargándose desde hace años de dos pequeños lotes, cuando aspiraba a 13.

Desde Vivisol Ibérica se indica que invirtieron 5 millones de euros para entrar por primera vez en las licitaciones de TRD de la Generalitat. Contrataron cuatro almacenes –entre los que se encuentra una instalación en Viladecans (Barcelona) autorizada para la distribución de fármacos– y disponen de diversos centros de atención al paciente. Estas instalaciones operan en estos momentos a un 10% de su capacidad porque solo su utilizan para subministrar a mutuas que les han contratado el servicio.

Hace dos años, la consejería que entonces dirigía Comín –ahora refugiado en Bélgica en compañía de Puigdemont– anunció que el nuevo concurso primaria las condiciones técnicas a las económicas. Además, sería para un periodo de seis años y no de diez. El departamento de Salud no atendió la petición de este medio para detallar las condiciones de la licitación que están preparando.

Los concursos de oxigenoterapia han generado polémica en otras autonomías. En Murcia, a finales del año pasado se dejó fuera a las dos empresas mejor punturazas, Ferrovial y Acciona, por su escasa experiencia. Lo mismo hizo anteriormente la comunidad dew Castilla-La Mancha.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad