Abascal empata por primera vez con Casado como ‘presidenciable’, según el CIS

La subida de Vox acosa al PP por todos los costados: Abascal es igual de preferido para presidir el Gobierno que Casado, según el barómetro de marzo del CIS

Santiago Abascal interpela a Pablo Casado en el debate de la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez, el 22 de octubre de 2020 en el Congreso de los Diputados | EFE/Mariscal/Archivo

Santiago Abascal interpela a Pablo Casado en el debate de la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez, el 22 de octubre de 2020 en el Congreso de los Diputados | EFE/Mariscal/Archivo

Aquel PP totalmente entusiasmado que hace cinco meses celebraba el fracaso de la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez no daría crédito de las conclusiones a la que ha llegado este marzo el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). De ser cierto lo que ha detectado el equipo del socialista José Félix Tezanos, la guerra en la derecha será abrumadora.

No es solo que Vox haya firmado su menor distancia histórica con el PP en intención de voto, como sugiere el barómetro de marzo del CIS. También se ha alcanzado otro acontecimiento nunca antes visto: Pablo Casado y Santiago Abascal han empatado en la pregunta sobre quién sería el preferido para convertirse en el presidente del Gobierno en estos momentos.

El 7,8% de los casi 4.000 ciudadanos de toda España entrevistados entre el 1 y el 11 de marzo para la elaboración de esta encuesta considera que el líder del PP debería ser el jefe del Ejecutivo, mismo porcentaje que apuesta por Abascal. La serie histórica del CIS no registra otro momento en el que sucediera algo similar, pues Casado hasta ahora había tenido ventaja.



Como puede observarse en el anterior gráfico, desde que inició la actual legislatura —en enero de 2020— Casado siempre ha superado, y muchas veces con creces, a Abascal. Hasta el pasado febrero, eran más los españoles consultados por el CIS que veían al líder del PP como presidente que al número uno de Vox, pero las distancias ya venían recortándose.

Así, si hace un año Casado duplicaba en puntos de ‘presidenciable’ a Abascal, las diferencias se empezaron a estrechar a mediados de 2020 y sufrieron importantes cambios tras la moción de censura de Vox, que se votó a finales de octubre. Abascal le pisó los talones en noviembre pero Casado cogió fuerza en diciembre y enero.

Alteraciones en la derecha

Ya en febrero se observó que la preferencia de Casado como jefe del Ejecutivo mermaba mientras que la de Abascal incrementaba, lo que de golpe ha llevado a los impresionantes resultados del barómetro de marzo. Curiosamente, mientras esto ha sucedido la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se ha mantenido en pie pese al caos que vive su partido. (La encuesta se hizo antes del descalabro).

Lo usual en el último año ha sido que Arrimadas pareciera más ‘presidenciable’ que Abascal y menos que Casado. Pero ahora que los dirigentes del PP y Vox han empatado, se ha dado la casualidad de que la líder de Cs les supera, pues el 8,4% de los encuestados la prefiere al frente del Gobierno, siete décimas más que a sus rivales de la derecha.



Este resultado de Arrimadas es el mejor suyo desde que en septiembre de 2020 un 8.9% apostara por ella en La Moncloa, pero lo cierto es que su partido está al borde de la descomposición tras haber perdido el Gobierno de la Comunidad de Madrid y sufrir una sangría de bajas de cargos que, en algunos casos, se han pasado al PP.

Volviendo al barómetro de marzo, Sánchez sigue siendo el nombre más repetido al responder esta pregunta, con un 27,1% de encuestados que prefiere mantenerle como presidente. Por su parte, a Pablo Iglesias solo el 3,8% lo ve ‘presidenciable’, casi igual que a Íñigo Errejón (un 3,6%) pero por encima de Alberto Garzón (un 2,1%).

Vox reduce al mínimo su distancia con el PP

Como ya se ha mencionado anteriormente, el barómetro de marzo del CIS ha arrojado la menor distancia histórica entre el PP y Vox en estimación de voto. La ventaja de los de Casado sobre los de Abascal se ha reducido al 2,9%, en un contexto muy volátil en la política española debido a las elecciones madrileñas y al trance de Ciudadanos.

Si las elecciones generales fuesen este mes, y si las predicciones del CIS se cumplieran, el PP obtendría el 17,9% de los votos, mientras que Vox conseguiría el 15%. En los comicios más recientes, los de noviembre de 2019, los populares firmaron el 21% de los sufragios y Vox el 15,2%, de lo que se deduce sin duda un debilitamiento de los de Casado.



Nunca antes hubo una distancia tan corta entre la segunda y la tercera fuerza del actual Congreso de los Diputados. Y es que, como muestra el anterior gráfico, los populares están ya muy lejos de la intención de voto que el CIS marcaba en julio pasado, de más del 21%, mientras que por lo contrario la estimación de apoyos a Vox es la más alta en un barómetro.

La serie histórica brinda un poco de claridad con respecto al efecto de la moción de censura contra Sánchez que Vox presentó el pasado otoño. Fue la moción de censura menos votada de la historia y Casado se desmarcó históricamente de Abascal votando en contra. Y eso parece haber dado réditos, como se observa en diciembre y enero.

Pero si el PP confiaba en que ese rechazo a la moción de censura le iba a dar alas frente a Vox, según el CIS se ha equivocado, pues lo ganado lo ha perdido paulatinamente desde entonces. Entre enero y marzo, los populares se han dejado un 1,6% en intención de voto, y en ese mismo periodo los de Abascal han añadido un 2% a sus expectativas electorales.

El futuro inmediato, sin lugar a dudas, seguirá moviendo estas tendencias para un lado o para el otro.