Aguado parte en dos la nueva Ejecutiva de Ciudadanos

Miembros de la nueva Ejecutiva de Arrimadas no quieren a Aguado como candidato; critican las "primarias exprés" y dudan del rumbo de la formación.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana. EFE/Quique García/Archivo

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana. EFE/Quique García/Archivo

Las cuitas internas siguen en Ciudadanos. Esta vez por la candidatura de Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid. Varios dirigentes que conforman la nueva Ejecutiva de Inés Arrimadas critican la figura del ex vicepresidente y apuestan por “otro liderazgo de peso que haga frente, de verdad,” a la popular Isabel Díaz Ayuso.

Otro escollo en la corriente crítica parece ser la “inexistente” convocatoria de primarias hasta el momento y el hecho de que Arrimadas y su núcleo más cercano no hayan dado explicaciones sobre el rumbo a seguir de la formación. “¿Sigue el continuismo con el PSOE?”, se preguntan algunos.

Las críticas en Ciudadanos continúan. En la nueva Ejecutiva de Arrimadas siguen disconformes pero prefieren no dar la cara. Como escribiría, viendo estos tiempos, el periodista Chaves Nogales: todo se arregla en la barra del bar y en Cs sólo dan la cara cuando abandonan. Así, varios miembros de peso de la nueva Ejecutiva no quieren que Aguado repita como candidato en la Comunidad de Madrid.

Aguado no tiene rival de peso

Este sector califica a Aguado de “verso suelto” e, incluso, propusieron ofrecerle un puesto atractivo en el partido para lanzar a otro candidato de peso en el partido, sin dar nombres. Tampoco ha sentado bien dentro del partido que su nombre saltase a la palestra por acusaciones de tener preparada una moción de censura contra Ayuso.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, tilda de “trampantojo” el plan del Gobierno de España. Foto: EFE/Archivo

Así lo dejaron ver los diputados en la Asamblea, Sergio Brabezo y Marta Marbán, con sendas insunuaciones en sus renuncias a que Aguado habría realizado supuestas presiones para que firmase la moción contra la presidenta del PP, después de que ésta anunciase elecciones anticipadas.

Lo que la dirección del partido no busca son unas primarias donde se enfrenten dos candidatos fuertes y hasta el momento, solo ha dado un paso al frente el ‘eterno candidato’, Juan Carlos Bermejo. Este militante de Ciudadanos por el municipio de Las Rozas ya se presentó en dos ocasiones anteriores. La primera en 2017 cuando le disputó el liderazgo a Albert Rivera y la segunda en 2019 enfrentándose a las primarias contra Aguado.

El proceso se vuelve a repetir y el infatigable Bermejo señaló este miércoles que sólo retiraría su candidatura si se presentase el portavoz parlamentario Edmundo Bal. Metido este ‘fregado’, Bal tuvo que zanjar esas expectativas ante los periodistas de inmediato, por lo que Aguado se volverá a medir con Bermejo en unas primarias calificadas de “exprés” por los críticos.

Críticas ante unas primarias “exprés”

La dirección ha elaborado un calendario exprés para celebrar las primarias de forma telemática. De esta manera, no habrá campaña, como sí se ha hecho en otras primarias, y la votación se podría realizar este domingo o a principios de la semana que viene. La dirección del partido pretende cerrar cuanto antes la elección para preparar una campaña complicada, de cara a alcanzar el 5% de los votos para mantener su presencia en la Asamblea de Madrid.

El propio Bermejo llama la atención en redes sociales señalando que “para convocar las primarias de Cs antes debe reunirse el Consejo General para aprobar la participación de Cs en las elecciones madrileñas. Hecho esto, el Comité Ejecutivo convoca las primarias y establece los plazos”, zanja con una foto de los estatutos del partido.

También pidieron este Consejo General cercanos a Aguado, como Ángel Niño, Sofía Fernández o Juan Rubio. Se une a estas críticas la corriente crítica de ‘Renovadores de Cs’ ya denunció el “corto plazo” de presentación de las candidaturas, que reflejan los estatutos, señalando que “es un tiempo claramente insuficiente para que los afiliados puedan organizarse y presentar una candidatura”.

Asimismo, se quejan por haber limitado el horario de votación telemática a dos horas del día elegido, “algo incompatible con el buen ejercicio de la democracia interna” cuya función es “desmotivadora”, destacó Renovadores Cs en un comunicado.

¿Quo Vadis Ciudadanos?

Por otro lado, siguen coleando las críticas del ‘giro’ hacia el PSOE para presentar la moción de censura y desterrar al PP del poder en Murcia. Entre esta decisión y las mociones registradas, pesos pesados del partido se preguntan por el rumbo de la formación y las intenciones que tendría Inés Arrimadas en la cabeza. “Nadie lo sabe”, contestan.

La líder de Cs, Inés Arrimadas, y el portavoz adjunto, Edmundo Bal, durante un pleno del Congreso. Foto: EFE/FV/Archivo

Estas voces se preguntan en qué posición ha quedado el partido respecto a los pactos con Pedro Sánchez y si permanece la línea continuista, tal y como se venía constatando, con la buena sintonía con los socialistas o piensan seguir como si nada hubiera pasado respecto al PP.

Estos dirigentes se reconocen perdidos, pese a conformar la nueva Ejecutiva del partido y permanecen atentos a las nuevas directrices que se irán dando respecto a posicionarse en favor o en contra de los nuevos decretos que están al llegar, como la Ley de Vivienda que PSOE y Podemos negocian estos días.

Estas fuentes no descartan que pueda haber más bajas en el partido en los próximos días, como la anunciada este miércoles por el diputado Pablo Cambronero. El dirigente de Cs anunció su petición de integrarse en el Grupo Mixto y no dejará el acta, tal y como le exige el partido y sus estatutos.

Los naranjas afrontan semanas duras y para cerrar heridas internas, Inés Arrimadas tendrá que aplicar mayor comunicación y el ‘acción-reacción’ frente al silencio imperante en estos momentos de la dirección.