Alerta en Asia tras morir decenas de vacunados contra la gripe

Singapur suspende dos vacunas después de que en Corea del Sur murieran casi 60 personas hasta el lunes tras vacunarse contra la gripe

¿Qué está pasando con algunas vacunas contra la gripe en Asia? Las autoridades sanitarias todavía no lo saben, pero en Corea del Sur han muerto hasta este pasado lunes 59 personas que se habían puesto recientemente una de dos vacunas cuestionadas, 27 más que las registradas el pasado jueves. Pese a que en Corea las vacunas siguen utilizándose, Singapur ha tomado la decisión de suspenderlas mientras se esclarecen los hechos.

Los dirigentes surcoreanos han informado de que no se ha hallado hasta ahora un vínculo entre las muertes y las vacunas. Pero las noticias que llegan desde Corea del Sur preocupan sobremanera a los singapurenses, pese a que en su país aún no se ha detectado ningún fallecido después de haberse inyectado una de las dos vacunas en cuestión. Reuters informa de que es uno de los primeros países que suspende estas dosis.

El departamento de sanidad de Singapur ha explicado que la decisión se ha tomado más que todo por precaución y que se mantienen en contacto con las autoridades surcoreanas mientras éstas investigan si las muertes están de alguna forma relacionadas con las vacunas. En total, Singapur ha comprado cuatro tipos de vacunas contra la gripe estacional, por lo que todavía tiene otras dos a disposición mientras obtiene más información.

Las vacunas en cuestión son SKYCellflu Quadrivalent y VaxigripTetra, desarrolladas respectivamente por la farmacéutica surcoreana SK Bioscience y su homóloga francesa Sanofi.

Corea del Sur insta a vacunarse contra la gripe

Pese a la alarma que estas muertes han causado entre sus ciudadanos, el Gobierno de Corea del Sur ha instado a la población a vacunarse contra la influenza estacional pese a las preocupaciones por la seguridad de la misma. De lo contrario, dijeron las autoridades, el ya estresado sistema sanitario por el coronavirus afrontará más problemas.

Y es que, a las casi 60 muertes que se han detectado en lo que va de octubre en Corea del Sur, se suma otro motivo de preocupación: en septiembre, tuvieron que desecharse alrededor de 5 millones de dosis porque no se habían almacenado a las temperaturas recomendadas. Entre una situación y otra, muchos surcoreanos se han instalado en el terreno de la suposición.

Pero el presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha hecho un llamamiento a la calma este lunes, informó Reuters. “Confiad en la conclusión de las autoridades sanitarias, alcanzada después de una revisión con expertos”, ha instado a la población, refiriéndose a que no hay evidencia de que la vacuna contra la gripe haya sido la causante de estos fallecimientos.

“Existe la necesidad de expandir la vacunación contra la influenza este año, no solo para prevenir la gripe, sino también para evitar infecciones concurrentes y la propagación de la influenza y la Covid-19”, añadió el mandatario. El Ministerio de Salud, por su parte, insistió en que los beneficios de la vacunación superan con creces cualquier efecto secundario.

Pese a que las circunstancias de la pandemia sí que son nuevas, la situación no es del todo inédita en Corea del Sur. En 2019, más de 1.500 personas mayores murieron antes de cumplirse los primeros siete días de haber sido vacunadas contra la gripe estacional, pero el Gobierno aseguró que sus fallecimientos nada tenían que ver con las vacunas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.