Ayuso alerta sobre la reforma para renovar el TC: «Es un paso más para la demolición del Estado de Derecho»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, asegura que el objetivo es "perseguir a todo aquel que se oponga a ello y acallar a quienes se atreven a denunciarlo"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/ Mariscal

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/ Mariscal

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido que la reforma para renovar el Tribunal Constitucional (TC) que quiere emprender el Gobierno liderado por Pedro Sánchez supone «un paso más para la demolición del Estado de Derecho». Pues, según Ayuso, el objetivo es «perseguir a todo aquel que se oponga a ello y acallar a quienes se atreven a denunciarlo».

«Lo están haciendo siempre con descaro, por la vía rápida, mintiendo y volviendo siempre al espantajo del guerracivilismo para llevarnos al pasado y disimular todo lo que está sucediendo», ha lamentado a lo largo de su intervención durante una visita a la nueva oficina de empleo de Vallecas-Santa Eugenia.

Así, ha afeado que, mientras efectúa esta reforma, el Gobierno aproveche para «intervenir cada vez más empresas, la economía de las familias y la cesta de la compra hasta que nada ni nadie se escape de su control para que todo y todos dependan de ellos».

«La propaganda gubernamental hoy da más vergüenza que nunca», ha manifestado para luego hacer un llamamiento dirigido tanto a los españoles como a las instituciones europeas a «reaccionar antes de que sea demasiado tarde».

Proteger al «caciquismo sistemático»

En esta línea, ha aseverado que con la reforma del delito de malversación el Ejecutivo se propone proteger el «caciquismo sistemático» que el PSOE, según ha dicho, generó en Andalucía y los independentistas en Cataluña.

«Esto no va solo para personas en concreto», ha indicado para luego añadir: «Va para todo el sistema que han montado en una y otra comunidad autónoma», en alusión a Andalucía y Cataluña. Así, ha asegurado que lo que ha «buscado siempre» el Gobierno es «un sistema cautivo de voto y de perversión electoral».

Y es que, tal y como ha reseñado la presidenta regional, sobre esa premisa «han basado siempre sus victorias y su hegemonía». «Todos sabían, han sabido durante estos años, lo que sucedía y miraban para otro lado porque les beneficiaba», ha afeado, para luego zanjar: «Y eso es lo que tenemos ahora».