Cataluña reanuda la vacunación de Policía Nacional y Guardia Civil, que han recibido 12 veces menos dosis que los Mossos

La región acatará la sentencia del TSJC a regañadientes e impulsará la inmunización de más de 4.000 agentes para equipararlas con los Mossos con el fármaco destinado a enfermos graves y personal sanitario

Un agente de la Policía Nacional recibe una vacuna contra el coronavirus. EFE

Cataluña comenzará a vacunar este lunes con Moderna a Policías Nacionales e integrantes de la Guardia Civil destinados en Cataluña que aún no habían sido vacunados tras las denuncias de estos por sufrir una ralentización que sugirieron que era intencionada por parte de la Generalitat.

Así lo ha anunciado el Departamento de Salud de la Generalitat, institución que ya avanzó la semana pasada que acataría la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que, tras la denuncia de los sindicatos policiales JUPOL y JUCIL por prevaricación administrativa y contra la normativa de prevención de riesgos laborales, falló que en el plazo de 10 días, Cataluña tenía que garantizar la vacunación de los agentes.

Al respecto, los agentes denunciaban una discriminación en comparación otros organismos policiales y cuerpos autonómicos, como policía local, Mossos d’Esquadra, Bomberos o Guardia Urbana. Al respecto, argumentaban que que el ritmo de vacunación de guardias civiles y policías nacionales era unas 12 veces más lento y que, siendo considerados “trabajadores esenciales”, para marzo solo habían sido vacunados el 5% aproximadamente de los miembros de estos cuerpos.

De esta manera, los miembros de ambos cuerpos avanzarán por vía directa en el proceso de vacunación con unas vacunas hasta ahora reservadas para el uso hospitalario, principalmente para inmunizar a personal sanitario y pacientes con enfermedades graves, de los que ya se habría inmunizado al 79,5%.

El objetivo de administrar Moderna sería el de justamente, no interceder en la campaña de vacunación de la población catalana, que ahora se vuelca con la franja de edad de los de entre 70 y 79 años con las profilaxis de Pfizer y Janssen, mientras ambos cuerpos llegan a una cifra equiparable al 80,39% de vacunados en el cuerpo de los Mossos.

El Departamento de Salud ha anunciado también que se ha constituido un punto especial de vacunación para los agentes en cada provincia catalana.

Según las cifras que maneja la Generalitat, se trataría de vacunar a 4.398 agentes, 2.065 de la Policía Nacional y a 2.333 Guardias Civiles.

Al respecto, el Secretario de Salud Pública del Departamento, Josep Maria Argimon, expresó que “nosotros no discriminamos nunca ni por razones de edad, de género, ni de creencias, ni de nada (…) me importa un rábano la profesión que tengan”. “Suficientemente complicado es todo esto (la gestión de la vacunación de la población) como para tener que adaptarnos también además a criterios judiciales”, aseguró.