Ciudadanos denuncia la campaña que impulsa el catalán en los recreos

"Dejen a nuestros hijos en paz y que hablen lo que les dé la gana", ha denunciado el portavoz de la formación en el Parlament, Nacho Martín

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, este lunes en Madrid. EFE/Javier Lizón

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo de Ciudadanos. EFE/Javier Lizón

El portavoz de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña, Nacho Martín Blanco, ha criticado este miércoles la campaña que la Plataforma per la Llengua ha lanzado con el objetivo de fomentar el uso del catalán en los recreos de las escuelas. Martín ha considerado que se trata de una campaña “de un signo de carácter totalitario” y que es “incomprensible que se normalicen ese tipo de cosas”.

Así lo ha asegurado en declaraciones a la prensa en el Parlament de Catalunya. Después, en su cuenta personal de Twitter, ha afirmado que se “está produciendo una campaña para imponer el monolingüismo en catalán también en el patio”.

“No pensamos dejar de denunciar nunca ese régimen de opresión lingüística que los nacionalistas han impuesto en Cataluña y que y que pretenden llevar hasta extremos absolutamente kafkianos”, ha sentenciado el portavoz de la formación naranja.

La campaña en cuestión de Plataforma per la Llengua se refiere a un estudio llevado a cabo por la asociación en la que concluyen que solo el 14,6% de las conversaciones mantenidas en los patios de las zonas urbanas de Cataluña son en catalán y pide su potenciación, entre otras cosas, porque “los jóvenes que usan habitualmente el catalán sufren la mitad de paro que los que habitualmente no lo utilizan”.

Para Martín, se está viviendo una campaña de acoso lingüístico, algo que ha relacionado con los comentarios vejatorios hacia su compañera de partido, Anna Grau, a quien miembros de Junts per Catalunya insultaron hace unos días por su vestimenta y cuerpo durante una intervención en el Parlament.

Denuncia también que el Departament d’Educació haya promovido que en las escuelas se desobedezca la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que impone que el 25% de las asignaturas en escuelas e institutos se impartan en español.

“Es un derecho que nos asiste a los ciudadanos en Cataluña a recibir la educación tanto en catalán como en castellano que son las dos lenguas oficiales y además maternas de la inmensa mayoría de los ciudadanos de Cataluña”, ha explicado.

Desde ciudadanos seguiremos combatiendo ese totalitarismo lingüístico que el gobierno de la Generalitat impone gracias, en buena medida, a la afinidad de esas entidades regadas con prodigalidad por el dinero público de todos los catalanes.

Andoni Berná Calvo