Contactos entre PSOE y Cs para romper el Gobierno en Castilla y León

Los nervios están puestos sobre la figura de un procurador de Cs que podría desligarse de su grupo y dar alas al PSOE en una posible moción de censura que sacaría a Mañueco de la Junta de Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León./ EFE

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León./ EFE

Los socialistas mueven ficha y aumentan sus contactos con Ciudadanos en Castilla y León para romper el mandato del popular Alfonso Fernández Mañueco. Así lo ha podido contrastar Economía Digital cuando desde PSOE y también en Cs reconocen «contactos puntuales» a raíz del estallido del ‘caso Primarias’.

Si desde hace meses se escucha un ruido ensordecedor llamado ‘adelanto electoral’, esta semana todo se ha magnificado. Desde Cs asumen que ha habido «contactos» pero rechazan, por el momento, que «pueda pasar algo más», señalan.

La imputación del PP de Salamanca, de su gerente y de su presidente por la presunta financiación ilegal del partido en las primarias que encumbraron a Mañueco han activado a los partidos y vuelve el eco de adelanto electoral en la comunidad, antes de que pudiera darse otra moción de censura.

Tranquilidad en el plano jurídico

Fuentes del PP de Castilla y León aseguran estar «tranquilos» desde el punto de vista jurídico, en lo que se refiere a la imputación. El PP salmantino emitió esta semana un comunicado en el que muestra su «disposición total» a colaborar con la justicia en la investigación sobre el pago de cuotas en las primarias de 2017 e insiste en la «legalidad» de la actuación realizada por «todos sus cargos» en el proceso.

«Estamos tranquilos y mostramos disposición total y absoluta a colaborar con la justicia para facilitar su labor. La actuación realizada por todos nuestros cargos ha respetado siempre la legalidad vigente y confiamos en que este caso sea pronto archivado», comunican desde el PP salmantino a Economía Digital.

Nervios en el plano político

La tranquilidad que dicen tener los populares en el plano jurídico contrasta y mucho con el plano político, ya que llevan desde meses con la mosca detrás de la oreja de una posible repetición de moción de censura entre algunos cargos populares, pese a la confianza plena de Mañueco en sus socios de Ciudadanos.

La aparición de este caso amplía las posibilidades de que un procurador de Cs se desligue de su grupo y se pueda adherir a otra posible moción de censura contra Mañueco a propuesta de los socialistas en marzo, que es por ley cuando podrían registrar este nuevo ataque. Cabe recordar que solo con que uno más se añadiera a los socialistas, ya podría salir la moción y nombrar a Luis Tudanca como presidente autonómico.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, con la diputada Ana Pastor y el presidente del PP Pablo Casado. Foto: EFE

De hecho, fuentes socialistas confirman a Economía Digital que «ha habido contactos» estos días con dirigentes naranjas de Castilla y León para seguir con el acercamiento siempre con la nueva percha de mostrarse en contra de la posible corrupción de los populares. Pero Fernández Mañueco que ya lleva recorrido en política se las sabe todas y, según apuntan fuentes de su entorno, ya estaría al tanto de la operación.

Fue Pablo Casado quien dejó en sus manos y también en las de Juanma Moreno en Andalucía la convocatoria adelantada de elecciones hace meses cuando ya se escuchaban tambores de guerra socialista.

Sin embargo y pese a los consejos de algunos dirigentes de su equipo y otras de Génova, Mañueco ha preferido esperar y mantenerse a la espera para no precipitarse. «¿Convocar elecciones para volver a convocar en 2023? No lo veo», esgrime un veterano popular cercano a Mañueco y que en este aspecto le apoya.

Eso sí, «si siguen los líos, que sepan que el botón nuclear está preparado», señalan desde el propio Gobierno de Castilla y León en relación a cómo actúen los socialistas y el procurador de Cs, que también está controlado por los populares y por su propia formación. Desde la formación naranja aseguran que «no habrá fugas», pero desvelan que también permanecen «con los ojos abiertos, por si acaso».

Cs respalda a Mañueco

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Ciudadanos), es el primero que respalda a Mañueco apelando a la «presunción de inocencia» de los imputados por la presunta financiación ilegal en el caso del PP de Salamanca, pero avanzó que pedirá la dimisión del también presidente de la diputación salmantina, Javier Iglesias, en caso de que se abra juicio oral contra él. En ese punto, de hecho, el PP también le debería abrir expediente sancionador, en base a sus estatutos.

 Igea reconoció que ha hablado «personalmente» con Fernández Mañueco para trasladarle «lo mismo que hace meses y años» sobre el principio de que «no habrá imputados en los cargos de representación política».

Francisco Igea
El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. Foto: EFE

El de Cs es el primer interesado que el gobierno no se rompa, también porque peligra su puesto al frente de la organización. Son más que de sobra conocidos los desencuentros entre Igea y la líder naranja, Inés Arrimadas, y en su entorno también están convencidos de que si este gobierno termina, el vicepresidente «ya no sale» para representar a los naranjas.

Sin embargo y desde hace unas semanas en la dirección nacional del PP están apretando las tuercas a su barón en Castilla y León y también al de Andalucía, Juanma Moreno. Sus victorias, creen en Génova, darían un impulso a Pablo Casado, y frenarían las amenazas en ambos gobiernos de coalición, tocados por distintos motivos.

De hecho, hubo una primera intención de que ambos celebrasen elecciones en noviembre sin descartar marzo como segunda opción. Y es esta la que cobra fuerza ahora, desechada la primera.

Sin embargo, la fecha estaría condicionada por los presupuestos. Tras el rechazo y la consiguiente prórroga en Andalucía, Moreno podría dar el pistoletazo de salida en primavera, según avanzan ya algunos en el PP.

A éste podría seguirle Mañueco, pero no se sabrá con claridad hasta el día antes de Nochebuena. Fecha elegida para la votación y aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022.