Sanidad abandona a los médicos: se contagian el doble que en Italia

España es el país del mundo con más sanitarios con coronavirus, más de 35.000, y dobla al segundo más afectado

España es el tercer país del mundo en número de muertes por coronavirus, con más de 22.500; pasa al segundo puesto cuando se habla del número de infectados, con 219.700; pero cuando hablamos de sanitarios infectados ocupa rotundamente el primer lugar, con más de 35.000 según los últimos datos oficiales disponibles.

Según un informe publicado el jueves por el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), hasta el 20% de los casos contabilizados en España ha ocurrido a los profesionales de la salud. En Italia, por contra, ese porcentaje se reduce al 10% —subiendo en la región de Lombardía también hasta el 20%—. Estados Unidos presenta un 3% de sanitarios contagiados, mientras que China se sitúa en el 3,8%.

Según el Ministerio de Sanidad, el número de contagios de este colectivo asciende a 35.295 siguiendo una tendencia al alza. En cambio en Italia, el segundo país europeo más golpeado por la pandemia, no llega a 18.000.

La Organización Médica Colegial (OMC), apunta directamente a la ausencia de “las imprescindibles medidas de seguridad” que deberían haber “preservado la salud de los profesionales” como causante de la cifra. Circunstancias que, según la organización, además han provocado ya 37 muertes en facultativos desde el inicio de la pandemia.

“No ha habido mascarillas para los trabajadores. Cuando han llegado, muchas eran defectuosas. A estas alturas, aún no ha habido test para todos los médicos y profesionales. No se puede hacer frente a una epidemia de esta magnitud en estas condiciones”, denuncia la OMC al periódico El País. La organización se presentará como acusación particular en aquellos casos de contagios directamente relacionados con el uso de mascarillas defectuosas.

No es la única entidad que acusa al Gobierno de falta de organización y efectividad a la hora de proteger a los sanitarios. Manuel Cascos, presidente del Sindicato de Enfermería Satse, también señala como causa del impacto en los profesionales sanitarios a la falta de material de protección y de pruebas diagnósticas efectuadas. “Ha sido lo determinante”, lamenta Cascos.

El Gobierno ignoró los antecedentes

En la fase inicial de la pandemia no se adoptaron lecciones aprendidas con virus anteriores que afectaron también a los sanitarios, que ha resultado en falta de mascarillas, batas, guantes de nitrilo y gafas de protección. “El riesgo para los profesionales era algo conocido. Pero, por alguna razón, el sistema no se ha preparado a tiempo” apunta José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia.

Aun con estas circunstancias, la ética, profesionalidad y obligación han hecho que los profesionales sigan trabajando. Lo cual ha provocado más contagios entre sanitarios y a los mismos pacientes. Además, en la cifra de sanitarios infectados no se está teniendo en cuenta los empleados contagiados en las residencias de mayores y los centros sociosanitarios, que llegan a casi 12.000 más.

Es una desgracia que no ha ocurrido únicamente en España, sino que decenas de miles de europeos residentes en centros de mayores y otros equipamientos sociosanitarios han muerto a causa del coronavirus. Por ello, la ECDC —la agencia de salud pública de la UE—, se ha planteado la necesidad de someter a todos los trabajadores a test de diagnóstico en cuanto se detecte un caso en una residencia. También se incluyen revisiones diarias a los internos, control de las visitas y pruebas diagnósticas a los contactos asintomáticos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.