Delgado ‘ficha’ a dos nuevos afines para hacer una Fiscalía a su medida

La Fiscal General del Estado busca promocionar a fiscales pertenecientes a la UPF, asociación de la que forma parte, para puestos de primera el día de las elecciones, el próximo 4 de mayo.

La fiscal Dolores Delgado

La Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera, continúa denunciando el «control absoluto» de la cúpula fiscal por parte de la ex ministra del PSOE, Dolores Delgado. La fiscal general del Estado ha convocado el Consejo Fiscal el próximo 4 de mayo, día de las elecciones en la Comunidad de Madrid, para intentar aprobar ‘por la puerta trasera’ hasta 20 nombramientos clave con los que podría hacer una Fiscalía a su medida.

Según ha podido saber Economía Digital, Delgado habría sumado dos nuevos nombres para completar si lista de afines y son, por una parte, María Antonia Sanz Gaite, ahora fiscal de la Secretaría Técnica de la FGE y miembro de la UPF y Pilar Fernández que podría dirigir la Fiscalía de Galicia.

El Partido Popular se ha sumado a la ofensiva de la Asociación de Fiscales porque considera que «lo que busca Delgado es liquidar a los fiscales de las comunidades autónomas en las que gobernamos». Precisamente, tres candidatos optan a dirigir la Fiscalía Superior de Galicia durante los próximos cinco años. Los candidatos son dos hombres y una mujer.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado preside este martes en la Comisión de Justicia del Senado para presentar la memoria de la Fiscalía de 2019. EFE/Zipi
La fiscal general del Estado, Dolores Delgado preside este martes en la Comisión de Justicia del Senado. Foto: EFE/Zipi

El más veterano es Fernando Suanzes, actual fiscal superior de Galicia que aspira a revalidar este cargo. Suanzes pertenece a la Asociación de Fiscales (AF) y es la tercera vez que opta a este cargo. El segundo candidato es el leonés Juan Carlos Aladro, fiscal jefe de Pontevedra desde el año 2007. Aladro, que no está adscrito a ninguna asociación y se presenta al cargo por segunda vez.

Pero la novedad por la que han saltado las alarmas es Pilar Fernández Pérez. Pertenece a la Unión Progresista de Fiscales (UPF), la misma que pertenece Delgado y la que favorece, explican desde la AF. En poco más de un año de mandato, Delgado ya ha ascendido a siete miembros de su asociación, mientras que el ex fiscal general Cándido Conde-Pumpido nombró a 9 fiscales de la UPF en ocho años de mandato.

Los populares critican, además, que Fernández ya fue una propuesta del PSOE para entrar en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el acuerdo que les plantearon y que se rompió en 2018.

Romper el desempate

El Consejo Fiscal se compone de 11 miembros: cinco fiscales de la AF, cuatro de la UPF, el teniente fiscal y el fiscal jefe de inspección, éste último cargo está ahora mismo vacante y es clave a la hora de decidir un desempate entre el resto de miembros.

Según ha podido saber Economía Digital, Delgado ya habría barajado candidatos supuestamente afines para este nombramiento y una de las señaladas es María Antonia Sanz Gaite, ahora fiscal de la Secretaría Técnica de la FGE y miembro de la UPF. Las fuentes consultadas señalan que Sanz Gaite es de la «máxima confianza» de Delgado y podría ganar la pugna entre los seis candidatos que se presentan.

Este sanedrín es considerado el más importante de la carrera fiscal. Sus miembros están equiparados a los magistrados del Tribunal Supremo y el próximo martes, día de las elecciones en la Comunidad de Madrid, decidirán hasta 20 nombramientos clave, como son  quiénes ocuparán la Fiscalía Anticorrupción, la Fiscalía contra la Violencia sobre la Mujer, la del Tribunal Constitucional, la del Tribunal de Cuentas o del Tribunal supremo. Lo llamativo es que sus votos no son vinculantes, aunque sí escuchados por Delgado. Sin embargo, la última palabra la tendrá Dolores Delgado.

Nombramientos en los tribunales

Los recelos y las reticencias frente a los anteriores nombramientos de Delgado han terminado en los tribunales. La Asociación de Fiscales (AF) recurrió esta semana ante el Tribunal Supremo el nombramiento discrecional de Eduardo Esteban al frente de la Unidad de Protección y Reforma de Menores de la Fiscalía General del Estado a propuesta de Delgado.

Eduardo Esteban, que prestaba servicios en la Fiscalía del Tribunal Constitucional, fue nombrado tras el Consejo Fiscal del pasado 12 de marzo nuevo fiscal de Sala coordinador de esa especialidad con los votos en contra de los cinco vocales de esta asociación y del fiscal de sala jefe de la Inspección Fiscal, que apoyaron al otro candidato, José Miguel de la Rosa.

La AF lleva este nombramiento ante el Supremo al considerar que la Justicia debe pronunciarse sobre este hecho que califican de «paradigmático».

La AF sostiene que el fiscal De la Rosa reunía las condiciones necesarias para conseguir el puesto dada su amplia trayectoria en la materia y que ya tenía la categoría de fiscal de Sala, a diferencia de Esteban que tuvo que ser ascendido para el cargo. La asociación criticó en un comunicado que la fiscal general había preferido «optar -una vez más- por la adscripción asociativa y la lealtad personal» en un nombramiento.

Hace dos semanas la AF también recurrió el nombramiento del fiscal del Tribunal Supremo Javier Zaragoza como refuerzo contra el narcotráfico en la Zona de Campo de Gibraltar. El fiscal jefe de la Fiscalía Antidroga, José Ramón Noreña, ya hizo pública su discrepancia con la decisión de la fiscal general, Dolores Delgado, de realizar este nombramiento, que «ilegal e improcedente».

Mediante un comunicado, la asociación presentó el recurso «a fin de que los Tribunales determinen si dicho nombramiento ha sido efectuado sin respetar las funciones que el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF) reserva a la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional».

20 nombramientos el 4 de mayo

Un año después del aterrizaje de Dolores Delgado en la Fiscalía General del Estado, sus relaciones con parte de la carrera hacen aguas. Sus desplantes a la mayoritaria Asociación de Fiscales están colmando la paciencia de sus asociados, que denuncian «el asalto a la cúpula del Ministerio Público de la Unión Progresista de Fiscales (UPF)».

Fuentes de la carrera indican que en los últimos plenos del Consejo Fiscal, los vocales de la UPF han votado sistemáticamente al candidato que quería Delgado, que pertenece a esta asociación.

Fuentes del Ministerio Público ya no ocultan su malestar con los «rápidos movimientos» que está llevando Delgado para hacer una Fiscalía «a su medida» y critican que la próxima cita para realizar estos 20 nombramientos clave sea el próximo 4 de mayo, día de las elecciones en la Comunidad de Madrid.

«Quiere evitar la publicidad», sostienen fuentes de la carrera. Desde la AF advierten que estarán pendientes y que no les temblará el pulso en volver a recurrir otro nombramiento, si fuera necesario.