El Gobierno responde al pánico empresarial con más súplicas a la UE

La ministra de Exteriores negocia con varios países para que incluyan a las islas en corredores seguros y rescatar al turismo de cara al verano

El Congreso de los Diputados ha autorizado este jueves la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo de 2021 aunque revisable dentro de 4 meses, el 9 de marzo. Un largo período de excepcionalidad diseñado para implementar todo tipo de restricciones antipandemia y también para demostrar a Bruselas la seriedad con que el Gobierno afronta la crisis sanitaria. 

La larga prórroga del estado de alarma ha desatado una enorme preocupación de los empresarios, que temen una caída sin fondo de sus negocios. De ahí que el Gobierno haya activado negociaciones con el resto de los estados miembro de la UE para rescatar el turismo y, de paso, calmar a los empresarios.

¿Da el Gobierno por perdida la Navidad y la temporada de invierno? Es la pregunta que se hacen desde la patronal CEOE con la prórroga por seis meses del estado de alarma. Los empresarios se echan las manos a la cabeza asumiendo que no hay negocio que aguante tanto.

Salvar las islas

Según ha podido saber Economía Digital, el Gobierno trabaja en “varias líneas” para reactivar el turismo en función de la evolución del coronavirus con el propósito de dar alguna tranqulidad a los empresarios de un sector con un peso aproximado del 15% de la economía nacional.

El Gobierno no quiere volver a sufrir al veto que algunos países nos pusieron este verano al reconocer a España como “destino no seguro” para que sus nacionales lo visitaran.

Por ello, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, está intensificando las negociaciones con la UE y con diferentes países entre los que se encuentran Reino Unido, Francia, Países Bajos, Alemania, Luxemburgo, Irlanda, Noruega, Dinamarca y Suecia para establecer corredores seguros entre las islas españolas y también entre regiones como Andalucía o Valencia, “en función de la evolución epidemiológica de la pandemia”, reiteran.

Tanto Canarias como Baleares se quedan fuera del estado de alarma, al ser las que menos contagios ofrecen de toda España. Exteriores pretende que los diferentes Estados miembro con los que negocia la incluyan en su lista para establecer corredores seguros.

Fuentes gubernamentales explican que en las reuniones preparatorias para el Consejo Europeo de este mes se está estudiando que las recomendaciones de viaje de la Comisión Europea y de los países miembros se regionalicen, como hacen ya varios estados europeos, en línea con lo que pide España.

El presidente, Pedro Sánchez, defendió en el último Consejo Europeo la implantación de un marco común normativo para la efectividad de las medidas y conseguir, a su vez, resucitar el turismo.

El jefe del Ejecutivo busca con sus homólogos europeos un acuerdo para tratar de facilitar el turismo dentro del área Schengen por la vía de hacer tests en origen a los viajeros procedentes de lugares a partir de determinado umbral de incidencia de Covid-19. Algo a lo que se había negado el Gobierno desde el inicio de la pandemia.

El Gobierno busca ahora que los países europeos acuerden un régimen común y un reconocimiento mutuo de las pruebas que se hagan -PCR o de otro tipo- a los turistas para impulsar el turismo. Todo ello en coordinación con las aerolíneas, que tendrán que comprobar que los tests se han hecho.

Luxemburgo y Reino Unido apoyan a España

Sin duda, la aprobación del estado de alarma a nivel nacional dificulta la promoción del turismo estos meses en España. Aunque, la ministra Laya ya cuenta desde el pasado 21 de octubre con el apoyo de su homólogo en Luxemburgo, Jean Asselborn, quien ya ha anunciado que en noviembre pasará sus vacaciones en Canarias.

El luxemburgués viajó a España para mantener una reunión con la ministra y, tras conocer los protocolos que se quieren implantar para garantizar los citados corredores seguros, aseveró que “por parte de Luxemburgo no hay obstáculo”.

Quien también añadió a España en su lista, antes de decretar el estado de alarma, es el ministro de Transportes de Reino Unido, Grant Shapps, confirmando a través de las redes sociales que Canarias integrará la lista de corredores seguros para que los británicos puedan viajar a las islas.

El Gobierno sigue negociando con Alemania, que ya ha sacado a Canarias de su lista de destinos de ‘riesgo’ para viajar atendiendo a la incidencia del coronavirus. Fuentes gubernamentales lo consideran “un paso importante”, ya que Reino Unido y Alemania son los dos países de origen de la mayoría de turistas de invierno que recibe Canarias.

La titular de Exteriores insiste en que es necesaria una “riqueza de criterios” para evaluar la situación en cada país y no tener que cerrar fronteras. “Intentamos armonizar las respuestas que damos los países para no caer en el terror en que caímos al principio de la pandemia”.

Calmar a los empresarios

Con el estado de alarma aprobado, el Gobierno trata de calmar esta semana a los empresarios recordándoles el arduo trabajo que tienen por delante para que Europa les conceda todos los fondos que soliciten a través del programa Next Generation.

El Gobierno coordinará a través de Presidencia y empresarios del Ibex el reparto de estas ayudas y la Oficina Técnica de Apoyo para Proyectos Europeos capitaneada por Antonio Garamendi (CEOE) y Gonzálo Sánchez (presidente de PWC) que ayudará a las empresas a beneficiarse de esas ayudas pero con el fin de que su uso tenga un efecto multiplicador en términos de empleo y de PIB.

Las ayudas europeas -cuya letra pequeña tendrá que definirse en este semestre en el que Alemania preside la UE- llegarán a España a través de la Administración estatal y autonómica y obligará a los empresarios a lidiar con los políticos. De ahí el aluvión de llamadas de empresarios recibidas en Moncloa tras decretar el estado de alarma. El Gobierno confía en que esta medida frene los contagios y en primavera resucite el turismo internacional.