Llegada de turistas el 24 de octubre de 2020 al aeropuerto de Tenerife Sur (Canarias), que desde esta semana recibe turistas de Alemania y Reino Unido | EFE/MB/Archivo

Pedro Sánchez pide ahora test de coronavirus para turistas

stop

Casi cuatro meses después de la reapertura de fronteras españolas, el Gobierno propone a la UE hacer pruebas de Covid-19 en origen a los viajeros

Alessandro Solís

Economía Digital

Llegada de turistas el 24 de octubre de 2020 al aeropuerto de Tenerife Sur (Canarias), que desde esta semana recibe turistas de Alemania y Reino Unido | EFE/MB/Archivo

28 de octubre de 2020 (15:14 CET)

El pasado 3 de julio, tras más de una semana de haber salido España del confinamiento total, el Gobierno de Pedro Sánchez levantó las restricciones a viajeros y anunció la "reapertura progresiva" de las fronteras. En la nota de prensa publicada entonces por La Moncloa, no había una sola mención a los test de coronavirus para turistas que no pocas voces recomendaban para poner en marcha un turismo lo más "seguro" posible.

Ahora, casi cuatro meses después, el Ejecutivo quiere pedir pruebas de Covid-19 a los turistas. Sánchez lo propondrá este jueves a sus homólogos europeos en una videoconferencia. Su objetivo es alcanzar un acuerdo para que el turismo en el área Schengen tenga ahora sí al menos la garantía del diagnóstico en origen. La propuesta pasa por activar los test en origen en todos los países que experimenten una alta incidencia del virus.

Lo ha adelantado este miércoles el secretario de Estado de España Global, Manuel Muñiz, que ha negociado ya con otros países europeos para crear "corredores turísticos seguros" como los de Baleares y Canarias. "Lo que proponemos en la negociacion europea es que se hagan 'test before travel', pruebas diagnósticas antes del embarque en venida", ha explicado, haciendo referencia siempre a aquellos países con la pandemia acelerada.

Muñiz ha asegurado que los aeropuertos ya se toma la temperatura y se hacen chequeos visuales de los viajeros, así como se levantan registros de quienes llegan. Esto, sumado a los test en origen, "se puede acompañar con algún tipo de cribado en aeropuertos", ha añadido, algo que se puede lograr profundizando la "cooperación" entre países europeos. De esta forma se podría viajar sin obligar a los turistas a hacer cuarentenas, dijo.

El Gobierno dice que los casos de Covid-19 importados son un 0,35%

España, en casi cuatro meses de reapertura de fronteras, no ha realizado test masivos en los aeropuertos, salvo excepciones como Canarias. Los PCR en Barajas han sido una de las exigencias del Gobierno madrileño de Isabel Díaz Ayuso a las que el Ejecutivo de Sánchez ha hecho caso omiso. Esto se debe, según Muñiz, a que los datos de Sanidad señalan que los casos importados representan apenas un 0,35% del total.

El secretario de Estado de España Global, sin embargo, ha reconocido que esta cifra podría ser superior, pero ha insistido en que la llegada de turistas contagiados no es "ni de lejos la fuente principal" de la segunda ola que no deja de crecer en España. En ese sentido, recientemente se publicó un informe científico que confirmó que un mejor control de fronteras habría reducido notablemente el impacto de la primera ola iniciada en febrero.

Muñiz dice que ahora, en la segunda ola, "lo que tenemos es un reto de gestión de los contagios dentro de las fronteras". Lo que no significa que no se busquen medidas de seguridad en la movilidad internacional. "Son bienvenidas", ha asegurado, antes de justificar que esto no se ha hecho hasta ahora porque precisamente se ha intentado negociar con otros países. En ello incidirá Sánchez este jueves para tratar de cerrar un acuerdo.

El reto no es solo conseguir el "sí" de los otros países, sino de coordinarse con las aerolíneas, que serían las encargadas de comprobar que las pruebas se han hecho.

Los hoteleros lo piden desde hace tres meses

Lo que Pedro Sánchez pedirá a la Unión Europea este jueves lo han pedido los hoteleros desde el 1 de agosto. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) exigió desde entonces al presidente del Gobierno que presionara en este sentido a Bruselas, de forma que durante lo que quedaba del verano pudiera establecerse un control activo de pruebas de coronavirus para los viajeros en origen y destino.

Advertían los hoteleros que, de lo contrario, podría darse "por perdido" el año turístico. Alegaban que era la única forma de acabar con la falta de confianza del mercado turístico. "Toda medida que se pueda implantar y que sea viable operativa y económicamente debe hacerse para garantizar la seguridad, no solo de los viajeros, sino también de los empleados y de los residentes", afirmó el presidente de Cehat, Jorge Maricha hace casi tres meses.

Las pruebas de Covid-19 antes de cualquier desplazamiento transfronterizo son "solo fotos fijas del momento", admitía la confederación en agosto, pero serán "siempre mejor que no tener ningún tipo de control". Por su parte, la consultora Exceltur ha estimado que el turismo español perderá más de 106.000 millones de euros en 2020 debido a la pandemia, tomando en cuenta las consecuencias de la segunda ola activa en Europa.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad