‘El Periódico’ engrosa la lista de medios y periodistas atacados en Cataluña

La prensa acumula múltiples agresiones a sus redacciones y trabajadores, lo que dificulta el libre ejercicio de la libertad de información

La puerta de entrada a la redacción de El Periódico, la mañana siguiente a la agresión sufrida durante la manifestación por la libertad de Hasél / EFE

‘El Periódico de Catalunya’, una cabecera mítica de la prensa catalana, ha sido noticia por sufrir un ataque violento en su sede. Manifestantes contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél que desfilaban por sus inmediaciones arremetieron contra la entrada de la sede, aunque por fortuna solo se tuvieron que lamentar daños materiales.

Cataluña, cuyas calles se han convertido en un polvorín desde la irrupción del procés, no es la primera vez que registra ataques de manifestantes contra medios de comunicación y periodistas. Los destrozos de sedes y las agresiones a profesionales de la información se han vuelto algo demasiado habitual.

Imágenes de periodistas zarandeados o de cristales rotos en medios de comunicación se han normalizado en una vorágine de protesta violenta. Los puntos álgidos se vivieron en momentos clave del procés, como el día de la DUI y el 155 o las protestas por las condenas a los presos por sedición.

En el contexto del procés catalán, la entidad internacional Reporteros sin Fronteras tuvo que exigir que cesaran las agresiones contra reporteros. La organización dedicada a la libertad de prensa en el mundo reportó medio centenar de ataques a profesionales de la información.

Los ejemplos son desgraciadamente numerosos. Y a continuación se encuentran algunos de ellos:

Hasél agrede a un periodista de TV3 en Lleida

También relacionado con el encarcelamiento del rapero. La delegación de TV3 en Lleida ha sufrido varios ataques por esta cuestión, con cristales rotos y pintadas a lo largo de varios meses: “Manipuladores. Absolución encausados. Libertad Hasél”. El artista agredió a un reportero de la televisión pública en 2016 durante un encierro en la Universitat de Lleida.

El periodista y la cadena llevaron el caso a los tribunales. Un juez dio la razón al reportero del ente autonómico, y aseguró que había quedado probado que Hasél le empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza. Además de una pena de prisión, el rapero tuvo que indemnizarlo con 12.150€.

Periodistas de RTVE: boicots y pedradas

Varios periodistas de Radiotelevisión Española han sufrido episodios de acoso y ataques en varias manifestaciones. Uno de los casos más conocidos fue el de la reportera Ángela García Romero, agredida en las inmediaciones del Parlament durante la Diada de 2019.

Varios manifestantes boicotearon el trabajo de la profesional, puesto que se coloraron delante de la cámara y lanzaron agua para sabotear su trabajo. La reportera sufrió una agresión física: uno de los concentrados le arrojó una piedra a la cabeza. Además, al equipo le tiraron el trípode de la cámara al suelo.

Por desgracia, hay más casos donde reporteros de la cadena pública han sido increpados por su trabajo. Otra periodista de 24 Horas fue insultada y boicoteada por manifestantes en el marco de las protestas por la sentencia del ‘procés’. La propia cadena condenó que a la trabajadora y su cámara se les hubieran arrojado huevos y se les agrediera con un mástil.

Agresiones a Mediaset: “Iros ya, mentirosos”

Los periodistas de Mediaset también han sufrido múltiples agresiones en varias manifestaciones. Por ejemplo, en otra concentración por la sentencia del procés, una reportera de Telecinco sufrió vejaciones de varios manifestantes que la increpaban y la zarandeaban: “¡Iros ya, mentirosos!”.

La periodista vio interrumpido su trabajo. También, tuvo que aguantar que una manifestante le arrojara un líquido por encima. Ante la presión para que abandonaran el lugar y el acoso de los manifestantes, la periodista de Telecinco accedió y se marchó.

No es el único ejemplo. Una periodista del programa Todo es Mentira de Cuatro fue acosada en una de las protestas por el procés catalán: se la increpó desde la manifestación y le arrojaron objetos. La reportera del programa iba protegida con un casco y debidamente identificada como prensa.

Martillazos y huevos contra Catalunya Ràdio

La radio pública autonómica también ha sido objeto de agresiones por parte de manifestantes violentos. Grupos de extrema derecha se amontonaron a las puertas de Catalunya Ràdio, donde arremetieron a golpes contra la fachada y lanzaron objetos contundentes. Los concentrados llegaron a romper cristales, aunque no consiguieron entrar dentro.

El ataque contra la emisora pública se produjo el día que el Parlament aprobó la Declaración Unilateral de Independencia, el 27 de octubre de 2017. Grupos ultras concentrados en la Plaza Artós de Barcelona terminaron frente al medio, entre amenazas y gritos de “estos son los amigos del Gobierno”.

No ha sido el único ataque que ha sufrido la radio autonómica catalana. Varios encapuchados lanzaron huevos contra la sede de la emisora pública mientras se emitía el programa nocturno de La Nit dels Ignorants la noche del 20 de marzo de 2019. El director de la cadena, Saül Gordillo, calificó los hechos como “acto vandálico”.

Arran ataca Crónica Global

Catalunya Ràdio y El Periódico no son los únicos medios que han sufrido una agresión contra su sede. Arran atacó la redacción del medio digital Crónica Global en su antigua sede de la calle Casp (Barcelona). Varios encapuchados de las juventudes vinculadas a la CUP pintaron los cristales y los aporrearon con martillos.

Los atacantes dejaron escrito el mensaje “Iluminemos la oscuridad, ahoguemos al fascismo”. La organización gravó en vídeo el asalto a la sede del digital catalán, de línea editorial constitucionalista, y reivindicó el ataque. El periódico denunció los hechos ante los Mossos d’Esquadra y hay abierta una investigación judicial.