El PSOE ha votado en contra de todas las propuestas presentadas este año por Unidas Podemos en el Congreso

Las dos formaciones políticas que forman el Gobierno no han registrado ninguna proposición de manera conjunta este 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El PSOE ha votado en contra de todas las proposiciones de ley o no de ley que su socio del Gobierno de coalición, Unidas Podemos, ha presentado en el Pleno del Congreso de los Diputados durante este período de sesiones, que comprende de enero a junio. Además, las dos formaciones políticas que forman el Ejecutivo no han registrado ninguna proposición de manera conjunta.

Integración de los centros de educación concertados en la red pública

El 28 de junio el PSOE tumbó con sus votos, unidos a los del PP y Vox, la toma en consideración de una proposición de ley del grupo confederal por segunda semana consecutiva. Lo hizo ante una iniciativa de Unidas Podemos que ofrecía mecanismos para que los centros de educación concertados pudieran, voluntariamente, integrarse en la red pública.

El portavoz del grupo confederal, Pablo Echenique, resaltó este carácter voluntario en rueda de prensa para protestar por la negativa socialista a tramitarla.

Explotaciones mineras

El Grupo Socialista hizo lo propio al debatirse el 21 de junio y votarse el 23 de junio la proposición de reforma de la Ley de Minas, presentada por el partido ecologista del espacio, Alianza Verde, que pretendía condicionar la apertura de nuevas explotaciones mineras al cumplimiento de ciertos requisitos de sostenibilidad.

Fuentes del espacio confederal consultadas por la agencia se declararon atónitas del rechazo del PSOE a tomar en consideración una proposición que aseguraba haber llevado al Congreso con la esperanza de contar con el apoyo socialista y ahuyentar cualquier ruido mediático de discrepancias en el Gobierno al ser, en principio, menos polémica que otras que tiene pendiente hacer debatir, como la ley para autorizar el consumo recreativo del cannabis.

Uso de lenguas cooficiales

El 23 de junio, los diputados socialistas también se sumaron a los de PP y Vox para tumbar la toma en consideración de una proposición de reforma del Reglamento del Congreso para permitir el uso de las lenguas cooficiales en los plenos y en el intercambio de documentos oficiales con la Cámara.

Unidas Podemos registró originalmente la iniciativa junto a ERC, PNV, EH Bildu, JxCat, PDeCat y BNG, si bien el grupo confederal retiró en el último momento su firma porque no podía constar cuando esa misma semana ya se debatía la proposición de reforma de la Ley de Minas, y el abertzale por falta de cupo. Pero, propiamente, fue otra propuesta de UP rechazada por su socio de Gobierno.

Precios de la energía

La primera proposición de Unidas Podemos que tumbó el PSOE en este período de sesiones fue una no legislativa: la que el 15 de febrero presentó (se votó dos días después) con la intención de instar al Gobierno a proceder a una reforma fiscal que incluyera la creación de un impuesto a la grandes fortunas, la subida de los tipos fiscales más altos del IRPF y el incremento en un 10% del Impuesto de Sociedades a las empresas eléctricas.

Una sola semana más tarde, el 22 de febrero, los socialistas impidieron la toma en consideración de la proposición, ésta sí de ley, del grupo confederal para crear una empresa pública de energía que compitiera con las privadas y permitiera bajar los precios.

Defensa del Sáhara Occidental

El siguiente desencuentro legislativo entre los dos socios de Gobierno tuvo lugar el 7 de abril, cuando Unidas Podemos, junto a ERC y EH Bildu, hizo debatir una proposición no de ley en defensa del Sáhara Occidental.

No obstante, la parte dispositiva promulgaba: «El Congreso de los Diputados ratifica su apoyo a las resoluciones de la ONU y a la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, en el convencimiento de que solo el diálogo, la negociación y el acuerdo llevado a cabo de buena fe y de manera constructiva , conforme al Derecho Internacional , ayudarán a alcanzar una solución política justa, realista, viable, duradera y aceptable por ambas partes al conflicto político».

Al dejar para la exposición de motivos, que propiamente no se vota, las críticas al giro de Sánchez al dar por buena una simple autonomía para el territorio, el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, avanzó dos días antes, el martes, que su grupo no tendría problemas en votar a favor, pero en el último momento lo hizo en contra quejándose de la intervención del diputado de UP, Gerardo Pisarello.

Impuesto a las grandes fortunas

Antes de los tres votos en contra de las dos últimas semanas, el PSOE todavía tuvo tiempo de tumbar otra iniciativa de su socio: la proposición de ley para crear un impuesto a las grandes fortunas, que se debatió y desestimó el 7 de junio. Con ella, UP reconvirtió su proposición no de ley rechazada en febrero y pasó a darle impacto legislativo y a limitar el impuesto a las fortunas de más de 10 millones de euros, con la esperanza de hacerlo compatible, y ya no de reemplazarlo, con el Impuesto al Patrimonio vigente.