El Supremo confirma la condena a Echenique por pagar en negro a su asistente

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos debe pagar 11.040 euros a la Seguridad Social por la contratación irregular de su asistente

El Tribunal Supremo ha condenado en firme a Pablo Echenique a pagar 11.040 euros a la Seguridad Social por la contratación irregular de su asistente. La sentencia, hecha pública este martes, confirma que el trabajador, Eduardo PS, no estuvo de alta en la Seguridad Social en ninguno de sus regímenes y sistemas por la realización de esta actividad durante los periodos en los que trabajó para el dirigente de Podemos.

Fuentes de su partido han asegurado que Echenique “sigue estudiando las vías jurídicas posibles para revertir esta injusticia, que además de contra él, abre la puerta a causar mucho daño a las personas con dependencia y sus familias”. Desde luego, fiel a su estilo, el entorno del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados tiene “sospechas” de que el alto tribunal actúa en su contra, argumento usual de los morados ante sus frentes judiciales.

La sentencia versa solo sobre el periodo entre marzo de 2015 y abril de 2016 en el que el asistente trabajó para Echenique, puesto que la misma infracción cometida durante su primera relación laboral ha prescrito. El empleado tiene una historia más larga con el dirigente de Podemos, que se remonta a 2007, cuando brindaba servicios de cuidados a través de la empresa Adomi SL. Pero Echenique después le contrató por cuenta propia y le empezó a pagar en negro.

La relación cliente-auxiliar no se formalizó por escrito y Echenique pagaba al asistente en efectivo, sin documento justificativo de esos pagos, según la sentencia. Por ello, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social le investigó y levantó en abril de 2017 un acta de liquidación por falta de alta y cotización al Régimen General de la Seguridad Social. Ahora, deberá abonar una multa de 10.000 euros más otros 1.040 euros de intereses.

Fuentes de Podemos sostienen que la decisión del Supremo es “una obvia injusticia” y sitúa “en una grave inseguridad jurídica a miles de familias con dependientes que seguramente se encuentran en la misma situación”.

Día negro para Podemos ante la justicia

Este martes ha habido más notificias judiciales del partido de Pablo Iglesias. Y es que el secretario de Organización de Unidas Podemos, Alberto Rodríguez, ha decidido no comparecer ante el Tribunal Supremo, donde había sido citado para una declaración voluntaria como investigado en un presunto delito de atentado contra agentes de autoridad durante una protesta en 2014.

Esto ha llevado al magistrado que instruye la causa, Antonio del Moral, a preguntar a la Fiscalía si ve necesario instar o no el suplicatorio al Congreso para poder investigarle. El Supremo podría emprender un procedimiento de imputación formal del diputado solicitando al Congreso un suplicatorio para poder investigarle, situación en la que también podría estar Pablo Iglesias por la investigación del caso Dina.