Estados Unidos autoriza la vacuna del coronavirus de Johnson & Johnson

La Unión Europea dará una respuesta sobre la verificación del fármaco el próximo 11 de marzo, lo que puede convertirla en la cuarta vacuna que se administra en España

Vista de una vacuna de Johnson & Johnson contra la covid-19 que se ha autorizado en Estados Unidos. EFE/Nic Bothma/Archivo

Vista de una vacuna de Johnson & Johnson contra la covid-19 que se ha autorizado en Estados Unidos. EFE/Nic Bothma/Archivo

Estados Unidos ha dado luz verde a la vacuna contra el coronavirus que ha diseñado la compañía Johnson & Johnson, que se convertirá en la tercera que se administra en el país para hacer frente a la pandemia. La decisión representa un nuevo foco de esperanza para Europa, que deberá tomar una decisión definitiva sobre este prototipo el próximo 11 de marzo.  

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha dado su visto bueno al preparado que ha demostrado contar con una efectividad del 66% en los ensayos clínicos realizados con decenas de miles de voluntarios. La mejor nota de estas pruebas es que la vacuna tiene una capacidad del 86% para esquivar los casos graves de la enfermedad, que desencadenan las hospitalizaciones y los fallecimientos.

Los reguladores sanitarios estadounidenses han concluido que el preparado de Johnson & Johnson es seguro y lo suficientemente efectivo para toda la población mayor de 18 años. Un resultado exitoso, teniendo en cuenta que algunas vacunas como la de Astrazeneca solo están recomendadas para personas menores de 55 años en España.

Esta es una fascinante noticia para todos los estadounidenses y un alentador avance en nuestros esfuerzos para poner fin a esta crisis”, ha expresado el presidente estadounidense, Joe Biden, en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Una vez finalizada la revisión de los datos de los ensayos clínicos, el Gobierno estadounidense espera comenzar a distribuir ya este mismo fin de semana los primeros viales de la nueva vacuna para sumar esfuerzos en la campaña de inmunización. La autorización llega cuando el país ha superado ya la barrera de los 510.000 fallecidos de Covid-19 y los 28,5 millones de contagios, lo que lo sitúan como el territorio más golpeado de todo el mundo.

Es la primera vacuna de una sola dosis que se autoriza

La decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos permitirá que se empieza a inocular la primera vacuna del coronavirus que solo requiere una única dosis para resultar efectiva. Un factor diferencial, teniendo en cuenta que los diseños de Pfizer, Moderna o Astrazeneca se administran mediante dos pinchazos, separados en el tiempo.

La vacuna de Johnson & Johnson solo requiere un pinchazo. EFE

Esta condición aspira a jugar un papel fundamental en una fase marcada por la escasez de vacunas en distintos puntos de Europa por los problemas para producir las dosis de forma masiva. Además, la vacuna de Johnson & Johnson tampoco necesita conservarse a temperaturas extremas de frío, lo que facilitará su transporte.

El preparado no está basado en la tecnología del ARN mensajero que ha convertido las vacunas de Pfizer o Moderna en todo un éxito de investigación. En su caso, la inyección introduce unas instrucciones codificadas en una cadena de ADN que se transmiten a la célula de un adenovirus. Es una técnica menos expuesta al deterioro.  

Europa está a punto de autorizar su cuarta vacuna

El proceso exitoso en Estados Unidos sirve como adelanto para Europa. La Comisión Europea del Medicamento (EMA) ya se está enfrentando al mismo proceso de revisión y espera ofrecer un veredicto el próximo 11 de marzo, cuando se sabrá si los 27 países miembro del bloque pueden contar con la cuarta vacuna en su campaña de vacunación.

Una anciana recibe una vacuna contra el coronavirus, que ha permitido que los casos sintomáticos y graves bajen radicalmente / EFE
Una anciana recibe una vacuna contra el coronavirus en España/ EFE

Su llegada permitirá incrementar el volumen de distribución de la vacuna del coronavirus en el viejo continente que ha sufrido en las últimas semanas los retrasos en la producción de algunas fábricas de Pfizer o los incumplimientos del contrato de la farmacéutica británica Astrazeneca.

Sin embargo, el camino no parece que vaya a ser sencillo. Johnson & Johnson ya ha reportado algunos problemas en su cadena de producción que han forzado a su proveedor a verificar de forma manual todos los viales durante las últimas dos semanas. Un contratiempo que amenaza con reducir la partida prevista para Europa.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.