Europa compra 300 millones de dosis más de la vacuna de Pfizer

Bruselas dobla el número de dosis pactadas con Pfizer para vacunar a los ciudadanos de la Unión Europea

Europa compra 300 millones de dosis más de la vacuna de Pfizer

Ante los problemas de escasez de la vacuna contra el coronavirus, Europa comprará 300 millones de dosis adicionales del antídoto de Pfizer. La Comisión Europea ha anunciado este viernes un nuevo acuerdo con la farmacéutica, por lo que de esta forma se dobla el número de sueros pactados para inocular a los ciudadanos de los Estados miembros.

A principios de noviembre Bruselas negoció la compra de 200 millones de dosis con la opción de adquirir 100 más, derecho al que se adhirió. Por lo tanto, tras este último acuerdo, y sumando también las 160 millones de inyecciones pactados con Moderna, los Veintisiete contarán con 600 millones de dosis que permitirían vacunar a 380 millones de personas. “Esto supone más del 80% de la población europea que suma 447 millones”, ha puntualizado la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen en una comparecencia de prensa

“Hemos acordado con Biontech-Pfizer extender este contrato para adquirir 300 millones de dosis”, de las que 75 millones distribuidas en el segundo trimestre del año, ha explicado. Esta noticia, en palabras de la dirigente, “da seguridad a los planes de vacunación” y “crea un nuevo impulso para la campaña de vacunación en Europa y los países vecinos”.

“La ventaja -ha continuado- es que ya tenemos un contrato cerrado, no necesitamos largas negociaciones, la vacuna ya está aprobada, el proceso de autorización por lo tanto está hecho, y los estados miembros la conocen y saben como gestionarla”. Y ha insistido: “Debemos vacunar a un máximo número de europeos y europeas lo más rápidamente posible”.

La CE responde a las críticas de Alemania por no disponer de suficientes dosis

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea./ EFE

Este anuncio se produce después de que la polémica generada por la falta de suministro fuera en aumento. En concreto las voces más críticas llegaban desde Alemania. El país que dirige Angela Merkel reprochó a la CE por no adquirir suficientes dosis del remedio de Pfizer, el único que por ahora se está distribuyendo, a la espera de que hasta siete vacunas más puedan ser autorizadas.

Al respecto, el organismo europeo ha argumentado, según ha informado Efe, que al diseñar el plan de compra al inicio de la pandemia, una vez que todas las farmacéuticas estaban iniciando sus ensayos clínicos, se trabajó con la perspectiva de construir una cartera de vacunas con cuatro tipos de tecnologías de seis farmacéuticas, para diversificar los riesgos.

Pero, aunque la CE tiene firmadas un total de 2.300 millones de dosis con seis fabricantes distintos -Pfizer, Moderna, Curevac, AstraZeneca-Oxford, Sanofi y Johnson & Johnson- al disponer de tan solo un antídoto aprobado la cantidad de sueros pactados con Pfizer no eran suficientes. Ahora, tras las nuevas adquisiciones se podrá vacunar a más del doble de la población de la UE y se cuenta con donar el excedente a países vecinos.

Von der Leyen justifica la lentitud de los países para vacunar

Campaña de vacunación en Montpellier (Francia) EFE/EPA/Guillaume Horcajuelo
Campaña de vacunación en Montpellier (Francia) EFE/EPA/Guillaume Horcajuelo

Respecto a la lentitud de los programas de vacunación de los países miembros y la poca capacidad para distribuir las dosis que han recibido hasta ahora Von der Leyen ha justificado que “siempre es difícil afrontar un procedimiento completamente nuevo y un desafío logístico”. Y es que la conservación a -70 grados ha complicado las circunstancias. No obstante, la presidenta de la CD ha aplaudido “la impresionante rapidez con la que los Estados miembros se están adaptando”.

“Siempre es difícil afrontar un procedimiento completamente nuevo y un desafío logístico”

“Se trata de un inicio con baches que irá mejorando”, ha asegurado. Además, ha señalado que la CE está “monitoreando el proceso de vacunación” con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDE), también a través de un panel donde los países de la UE intercambian información y buenas prácticas.