El Gobierno planea cambios en la ley de estabilidad presupuestaria

Las pymes presionan al Gobierno para que autorice a los ayuntamientos a disponer de 12.000 ME de remanentes para pagar facturas

El Gobierno de Pedro Sánchez planea una modificación de la ley de estabilidad presupuestaria para que los ayuntamientos españoles puedan echar mano de sus remanentes, cerca de 12.000 millones de euros, para paliar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El consejo de ministros cambiará probablemente la ley de estabilidad presupuestaria en la reunión de este martes, según anuncio la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), de la que partió la propuesta.

Desde la PMcM se subraya que esta medida posibilitará que se pongan en circulación 12.000 millones de euros “de una forma muy rápida” que ahora están retenidos en los ayuntamientos. Piden que se utilicen estos recursos para salvar a pymes y autónomos.

Según datos del Banco de España, los depósitos de los ayuntamientos en las diversas entidades financieras ascienden a 28.341 millones de euros. De estos, según los cálculos de la PMcM, cerca de 12.000 millones corresponden a remanentes, que los consistorios no pueden utilizar porque están bloqueados por la normativa de estabilidad presupuestaria.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que preside Abel Caballero, alcalde de Vigo, eleva estos remanentes a más de 42.000 millones de euros.

La paradoja de los remanentes

Antoni Cañete, presidente de la PMcM, advirtió hace unas semanas de la “paradoja” de estos remanentes: los ayuntamientos tienen la obligación de pagar las facturas a los proveedores en un plazo de 30 días, pero, aunque quieran hacerlo, no pueden disponer de este dinero por imperativo de la ley de estabilidad presupuestaria. Estos fondos proceden de superávits de años anteriores.

La plataforma que preside Cañete reclamó al Gobierno que permita la “liberación” de estos remanentes para dar liquidez al sistema. Desde la plataforma han pedido a los ayuntamientos que, además de financiar políticas sociales, también dediquen recursos para salvar el tejido empresarial local.

La PMcM calcula que se inyectarían 130.000 millones de euros si las administraciones públicas y las grandes corporaciones que cotizan en el IBEX-35 pagaran las facturas pendientes que exceden del plazo legal. La plataforma de pymes mantiene su particular cruzada contra la morosidad de las grandes cotizadas.

La ley de estabilidad presupuestaria fue aprobada en 2012 por el gobierno de Mariano Rajoy para evitar que se desbocara el déficit público. El actual líder del PP, Pablo Casado, es partidario de su modificación para que los ayuntamientos puedan invertir más recursos para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El pasado 27 de abril, Casado se reunió con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y otros cargos municipales para plantear al Gobierno un cambio legal que permitiese utilizar los superávits. El Ayuntamiento madrileño planea gastar 420 millones de estos remanentes.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.