Pablo Iglesias se cuela en el viaje del Rey a Bolivia y mantiene agenda propia

Iglesias se verá con el candidato 'correista', Andrés Arauz. Ambos hablaron en septiembre y el vicepresidente se negó a desvelar el contenido de la reunión.

El Rey Felipe VI viaja este sábado a Bolivia para representar a España en la toma de posesión del nuevo presidente del país, Luis Arce. La delegación oficial española también incluirá a la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que como suele ser habitual está presente en estos viajes. Pero para sorpresa de una parte del Gobierno, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, también se cuela en la agenda internacional de Moncloa y acompañará por primera vez al monarca. 

Iglesias se ha sumado a la delegación española como invitado personal del nuevo presidente de Bolivia y, además, mantendrá agenda propia aparte de la de Felipe VI y González Laya. Algo que ha despertado algún recelo de sus compañeros en el Ejecutivo socialista. El líder de Podemos prepara una reunión con Andrés Arauz, el candidato ‘correísta’ en las próximas elecciones en Ecuador. 

La opacidad de Podemos

Iglesias ya mantuvo una reunión con Arauz vía telemática el pasado mes de septiembre, de la que nada sabemos.

Tampoco trascendió su encuentro, también telemático con Arce. En una respuesta parlamentaria a Vox, el vicepresidente del Gobierno se negó a contestar sobre el contenido de estas reuniones porque, los encuentros se celebraron “en calidad de secretario general de Unidas Podemos”.

El hecho de que Iglesias insista en viajar a Bolivia para mantener un encuentro en persona con Arauz ha despertado más recelos entre los grupos de la oposición, además de entre sus propios compañeros de Gobierno.

Según cuenta el equipo de Arauz, el candidato ecuatoriano quiere hablar con Iglesias sobre las condiciones condiciones económicas y sociales de los ciudadanos de este país en España, dado que Iglesias es vicepresidente de Derechos Sociales. También pedirá el apoyo de España y la UE para renegociar la deuda con el FMI y propondrá estrechar la relación celebrando al menos una cumbre anual.

También se reunirá con Duque y Fernández 

Como parte de la delegación española, está previsto que Iglesias también participe en todos los encuentros que tiene previstos el jefe del Estado: con el propio Luis Arce y con los presidentes de Colombia, Iván Duque y Argentina, Alberto Fernández.

El viaje a Bolivia será la primera vez que Iglesias acompaña a un acto oficial al jefe del Estado, al margen de eventos en los que participa todo el Gobierno, ya que hasta ahora solo ha desempeñado esa función, en dos ocasiones, con la Reina Letizia, en eventos relacionados con su cartera de Derechos Sociales.

Por parte del Rey, también se trata de su primer viaje al extranjero desde que estalló la pandemia del coronavirus el pasado mes de marzo.

El 1 de marzo, el monarca estuvo en Uruguay en la toma de posesión del presidente del país, Luis Lacalle Pou, y días después viajó con la Reina Letizia a París para participar con el presidente francés, Emmanuel Macron, en un acto de recuerdo a las víctimas del terrorismo.

Para Felipe VI este viaje tiene especial relevancia debido a la crisis diplomática entre los dos países, que ha llevado a que España no tenga todavía embajador en La Paz.

La visita que dos diplomáticos españoles, acompañados por fuerzas de seguridad especiales, hicieron el pasado 27 de diciembre a la embajadora de México en Bolivia llevó al Gobierno interino a declarar personas ‘non gratas’ a la encargada de negocios y el cónsul español, a lo que el Gobierno español contestó con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos acreditados en Madrid.

Las autoridades bolivianas acusaron a las españolas de intentar sacar clandestinamente de la Embajada a los exaltos cargos fieles a Evo Morales que se habían refugiado en la legación diplomática tras su dimisión, algo que el Gobierno de Pedro Sánchez negó rotundamente. 

La secretaria de Estado de Política Exterior, Cristina Gallach, aseguró hace dos semanas que las relaciones con Bolivia están en proceso de normalización y que España ya ha nombrado a un encargado de negocios. “Una vez tome posesión el nuevo Gobierno, cerraremos este proceso y tendremos un embajador en La Paz”, explicó.

Una agenda apretada 

Felipe VI, González Laya e Iglesias viajarán este sábado juntos en el avión de la Fuerza Aérea Española. La agenda propia de Iglesias podría sufrir cambios ya que llegará a La Paz el sábado por la tarde y, primeramente, los tres mantendrán un encuentro con el presidente entrante, Luis Arce, antes de reunirse con representación de la colectividad española en Bolivia.

El domingo a las 10.00 horas -las 15.00 hora española- se celebrará la ceremonia de traspaso de mando y después la delegación española ha programado el encuentro con el presidente de Colombia, seguido de otro con Alberto Fernández.

Arauz, por su parte, también ha previsto diversas reuniones, entre ellas con el presidente argentino, con el nuevo presidente de Bolivia y con el expresidente de este país Evo Morales en el marco de un evento organizado por el movimiento indígena. El Gobierno interino no ha invitado a la toma de posesión ni a Morales ni al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, si bien el nuevo mandatario boliviano sí ha expresado su deseo de que estén presentes.