El independentismo pierde la mayoría en el CAC, el regulador de TV3

Los consellers críticos se convierten en mayoría en un órgano caducado pendiente de renovación que hasta ahora ha silenciado las críticas a la CCMA por falta de imparcialidad

Imagen de archivo de los estudios de TV3 en Sant Joan Despí / TVC

El independentismo pierde el control del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC), el ente que regula TV3 y Catalunya Ràdio. El nombramiento de Yvonne Griley como secretaria de Asuntos Religiosos de la consellería de Justicia –ya publicado en el DOCG– ha provocado que la hasta ahora consellera deje al constitucionalismo la mayoría del ente.

Las votaciones del CAC se han resuelto desde la dimisión de Salvador Alsius, conseller a propuesta de ERC, gracias al voto de calidad de Roger Loppacher. El presidente de la entidad gozaba de un voto doble en caso de empate, que desequilibraba la balanza en detrimento de los críticos: Carme Figueras (a propuesta del PSC), y Daniel Sirera (PPC).

El nuevo escenario de un órgano pendiente de renovación puede cambiar el sentido de las votaciones del CAC, hasta ahora obcecadas en defender la pluralidad de los medios de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), pese a los votos particulares y concurrentes de los consellers críticos.

Una televisión sesgada a favor del independentismo

La realidad es que la televisión pública catalana ha favorecido al independentismo de forma recurrente. Lo hizo durante las elecciones, cuando Junts tuvo más tiempo del que le correspondía y la cadena no ofreció una proporcionalidad en los tiempos en base a los resultados electorales de los anteriores comicios.

La batalla por la pluralidad de las tertulias ha sido hasta ahora un caballo de batalla de los críticos. Personalidades como Pilar Rahola han aparecido en TV3 haciendo monólogos casi sin réplica con el único objetivo de “expresar su opinión personal sin ningún tipo de réplica o contraste”.

Así se desprendió del voto concurrente que hizo Figueras, a partir del Informe sobre la observancia del pluralismo político en la televisión y la radio. Marzo-agosto de 2020. “Además, esta periodista no hace un análisis neutral de la actualidad política, sino que en muchas ocasiones, sus afirmaciones, como todo el mundo sabe, son claramente partidistas”.

El CAC y la CCMA: pendientes de renovación

El CAC se queda únicamente con tres miembros, a la espera de ser renovado esta legislatura si una mayoría de dos tercios lo permite. Este organismo está caducado y ha sufrido un goteo de bajas, como las de Eva Parera (CiU) o Salvador Alsius (ERC), que han abandonado sus cargos y sus plazas permanecen vacantes.

No es el único órgano que espera renovación, también el Consell de Govern de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) está a la espera del desbloqueo parlamentario. Para que ERC y Junts puedan desencallar la renovación del órgano, necesitarán a la fuerza el beneplácito del PSC, el principal partido de la oposición.

Llama la atención que Junts haya dejado perder esta mayoría, principal seguro para frenar resoluciones críticas por el desprestigio que sufren los medios públicos catalanes consecuencia de su falta de imparcialidad. Por su parte, ERC, Junts y el PSC parecen dispuestos a renovar a los cargos caducados, algo que podría resolverse en pocos meses.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña
Sergi Ill