Junqueras acepta ahora los indultos de Sánchez y aleja la vía unilateral

El líder de Esquerra Republicana recibe con los brazos abiertos la iniciativa de Pedro Sánchez para "aliviar el conflicto" en Cataluña y reconoce que la declaración unilateral de independencia "no fue entendida como plenamente legítima"

Pedro Sánchez y Oriol Junqueras durante la sesión constitutiva en el Congreso. Foto: EFE

Oriol Junqueras ve ahora con buenos ojos los indultos que está tramitando el Gobierno de Pedro Sánchez. El líder de Esquerra Republicana ha terminado cediendo pese a sus pretensiones de acordar un proceso de amnistía total para los condenados por el juicio del ‘procés’ y ha dado por buena la concesión de la medida de gracia, como un camino para “aliviar el conflicto” después de permanecer más de tres años en prisión.

El dirigente independentista ha recibido con los brazos abiertos cualquier paso que dé el Ejecutivo para tratar de desjudicializar el debate político en Cataluña. “Hay gestos que pueden aliviar el conflicto, paliar el dolor de la represión y el sufrimiento de la sociedad catalana”, ha argumentado en una tribuna publicada en La Sexta y el Diari Ara.

Tanto Esquerra Republicana como Junts per Catalunya ya habían mostrado su apoyo público a la tramitación de la medida de gracia pero el que fuera vicepresidente de la Generalitat todavía no se había pronunciado abiertamente sobre un proceso que le afecta directamente. La medida permitiría aliviarle de cumplir el resto de su pena de 13 años de prisión por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos.

Junqueras ha agradecido el gesto de Pedro Sánchez, aunque ha emplazado al presidente a continuar con esta senda política para hacerla extensible al resto de las 3.000 personas afectadas por causas judiciales relacionadas con el proceso independentista de Cataluña. “Es el momento de que el gobierno español demuestre su compromiso con la reconciliación, el diálogo, y la negociación, mirando al futuro” ha advertido.

Junqueras hace autocrítica sobre la declaración unilateral de independencia

El líder de los republicanos no solo ha cedido ante la propuesta del Gobierno, sino que también ha entonado una profunda autocrítica sobre la declaración unilateral de independencia que acabó terminando con su ingreso en prisión, después del referéndum del 1 de octubre. Junqueras ha reconocido que el grado de consenso debería haber sido mayor. “Debemos ser conscientes de que nuestra respuesta tampoco fue entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad”

“Necesitamos ser más, una mayoría incontestable, plural y transversal”

Oriol Junqueras

Junqueras se ha mostrado dispuesto a tender la mano a las personas que se hayan sentido excluidas de su proyecto independentista y, por eso, ha decidido dar por aparcada la vía unilateral para centrar su estrategia en intentar acordar con el Gobierno de Pedro Sánchez un referéndum pactado como el que se desarrolló en Escocia. “Sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida en que, de hecho, nos alejan del objetivo a alcanzar”, ha argumentado.

El recuento de papeletas en uno de los colegios de Barcelona a la finalización de la jornada de referéndum ilegal del 1 de octubre

El líder de Esquerra se ha alineado con esta postura, que en las últimas horas ha cobrado fuerza en el sector independentista. Incluso, entre algunos dirigentes con fuerza de Junts. El actual vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, también ha desplazado a una segunda opción la vía unilateral aunque no ha cerrado la puerta definitivamente.

“Defendemos la autodeterminación porque queremos que toda la ciudadanía de nuestro país, toda, pueda decidir si desea que Cataluña sea un estado independiente en forma de república o si apuestan por mantenerse dentro del Estado español”, ha enfatizado Junqueras, que no solo se ha marcado conquistar esa legitimidad en Cataluña, sino también en el resto del conjunto de España.

Su artículo en La Sexta y Ara, titulado ‘Mirando al futuro’, se publica en un momento clave marcado por la convocatoria de una nueva mesa de diálogo entre el Gobierno de España y la Generalitat.

Pedro Sánchez ha emplazado a Pere Aragonès a convertirse en su principal interlocutor, aunque no ha cerrado la puerta a la presencia de otros líderes independentistas en el encuentro. “Nosotros hace tiempo que, a pesar de estar en la cárcel privados de libertad, nos sentamos a la mesa y mantenemos siempre la mano tendida”, ha agregado Junqueras.