La candidatura de Illa destruye la estrategia de Podemos para las elecciones del 14-F

Podemos quería venderse como enlace entre el PSC y ERC, dada la escasa relación entre Iceta y Junqueras

Foto de archivo de la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, junto al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias / EFE

Foto de archivo de la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, junto al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias / EFE

Las elecciones del 14-F en Cataluña son el último ‘as confederal’ para Unidas Podemos. Tras el fiasco en los comicios de Galicia y País Vasco y con la estructura territorial desmembrada tras su entrada en el Gobierno, los morados apuestan por el ‘todo o nada’ en Cataluña con la candidatura de En Comú Podem, la coalición que lidera Ada Colau y que tiene a Jéssica Albiach como candidata.

Hasta hace una semana, la estrategia morada se basaba en servir de enlace en un futuro tripartito. Sin embargo, la entrada de Salvador Illa como candidato del PSC a la Generalitat les ha trastocado los planes. “La candidatura de Illa nos debilita”, admiten fuentes de la formación a Economía Digital.

El partido de Pablo Iglesias se vio sorprendido la semana pasada por la renuncia de Miquel Iceta a repetir como candidato del PSC a la Generalitat en favor del ministro de Sanidad, Salvador Illa. Los morados ya tenían la campaña estructurada y admiten que, por una parte, “nos pilló por sorpresa”, tras semanas negando el cambio a la prensa. En el partido admiten que podrían caer en votos y también reconocen que podría haber “cierta fuga” de votos hacia el PSC y ERC.

La estrategia de Unidas Podemos con Iceta como candidato del PSC pasaba por venderse como enlace entre los socialistas y ERC, dada la poca relación entre el hasta ahora líder del PSC y el de ERC, Oriol Junqueras. Podemos quería hacer de valedor entre unos y otros, con la convicción de generar una alternativa a un Govern de ERC y JxCAT.

La figura de Illa cae mejor en las filas republicanas. Lo califican de más “dialogante” y “serio” que su predecesor. Algo que desbarata los planes de Iglesias y su estrategia de ‘correveydile’. De ahí, parte de la “preocupación” que muestran los socios de Pedro Sánchez.

Salvador Illa es considerado más dialogante y serio que Miquel Iceta, por lo que Podemos teme fuga de votos

Los morados se aferran al tripartito -PSC, ERC y los Comunes- como única salvación de su confederación. Desde el primer momento, Pablo Iglesias apostó fuerte por consolidar, a nivel nacional y también autonómico, una alianza estratégica con el independentismo y encauzar los Presupuestos y la legislatura mediante ese acuerdo.

Fuentes de la formación recuerdan que las últimas encuestas publicadas avanzan hacia este sentido, el del tripartito o pactos externos a un gobierno de ERC, e insisten en que “si se mantiene esta tendencia, nos necesitarán” para gobernar.

Presencia “activa” de Colau e Iglesias

En la formación de Pablo Iglesias a todo le sacan punta y ya saben cómo darle la vuelta a la partida para mantener su influencia en el Govern. Los morados incrementarán su presencia en Cataluña la última semana antes de la celebración de los comicios.

El vicepresidente Pablo Iglesias y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto en un acto en Barcelona.

Desde el equipo de campaña confirman a ED que será “muy activa” la presencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el vicepresidente Pablo Iglesias. A falta del conocimiento por parte de la ciudadanía catalana de su candidata, Jessica Albiach. Según el CEO -el CIS catalán- solo un 45,8% reconoce a la candidata de los comunes.

Se trata de la candidata menos conocida de los partidos de izquierda, lo cual hace que jueguen en seria desventaja con el resto de formaciones. De ahí, el empujón de los dos grandes ‘popes’ del partido en los actos principales de la campaña, que comenzará el próximo 1 de febrero.

Además, Albiach también contará con la presencia de dos pesos pesados en el Congreso de los Diputados como son el presidente de la Confederación de Unidas Podemos, Jaume Asens, y el diputado Gerardo Pisarello.

A pesar de la pandemia, los comunes ya organizan una “campaña de cercanía” a la gente, según ha podido saber ED. “Nuestro papel está en la calle con los ciudadanos y les vamos a recordar lo que hacemos en las instituciones”, señalan desde el equipo de campaña. De ahí que estén coordinándose para montar una especia de plató de televisión en la sede del partido para emitir desde ahí entrevistas con la candidata y retransmitir también los distintos actos de campaña.

Con la vista puesta en ERC

Unidas Podemos mantiene la vista puesta en ERC. Los republicanos se alzan como ganadores en las encuestas desde hace meses y los morados reclamarán su parte un día después de los comicios.

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, el vicepresidente Pere Aragonès, ya advirtió el pasado viernes que si gana las elecciones del próximo día 14 de febrero ofrecerá “formalmente” a Junts per Catalunya, el PDeCat, la CUP y los Comuns formar parte del Govern.

A juicio de Aragonès, el nuevo gobierno debe “asentarse sobre la mayoría amplia que defiende el derecho de autodeterminación, para poder resolver el bloqueo actual a través de una solución democrática valiente”. Algo que discrepan los comunes. Los de Ada Colau aspiran a un aumento considerable de escaños por parte de ERC para que los republicanos no dependan de Carles Puigdemont (JxCAT) y esto, además, “refuerce el autogobierno” y deje atrás la deriva secesionista.

En ERC se ven en la presidencia de la Generalitat con el apoyo externo de comunes y socialistas

La fórmula que los comunes ven mejor, en estos momentos, es la que perfilan algunos sondeos: un gobierno de ERC con el apoyo externo de los comunes y del PSC. “Estas elecciones son importantes para que no se repita la fórmula entre Junts y ERC”, dijo hace unos días Albiach, que considera, además, que esa suma independentista ya está “agotada”.

En Podemos existe cierta preocupación porque auguran una caída considerable de escaños, aunque también aseguran que “todavía queda todo el partido por jugar” y los morados son los del “todo o nada”. Esperan que, a diferencia de lo que ocurrió en Galicia, puedan recuperarse para poder reorganizar con más tiempo la confederación catalana, a la par que fortalecen el papel del partido a nivel nacional.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.